Madrid, 11 ago (PL) La asociación Facua-Consumidores en Acción instó hoy al gobierno español a hacer público el listado de los productos elaborados con los huevos contaminados por el insecticida fipronil.

En un comunicado en su página en Internet, la organización no gubernamental (ONG) reclamó al ejecutivo conservador de Mariano Rajoy la máxima transparencia ante el escándalo desatado en Europa por el empleo del citado insecticida.

Para la organización de defensa de los derechos del consumidor, 'no basta con un escueto comunicado escondido en la página web de la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (Aecosan), apelando a la información remitida por Bruselas'.

La ONG pidió a los responsables sanitarios información detallada y contrastada sobre el alcance de esta crisis.

Sabemos que los huevos que se han producido en las granjas españolas no están contaminados, pero eso no nos tranquiliza, subrayó el portavoz de Facua, Rubén Sánchez.

Nos preocupa el hecho de conocer que cada día son más los países en los cuales se detectaron partidas contaminadas, y que 'podrían estar contaminados no sólo los huevos, sino multitud de productos elaborados con ellos', argumentó.

Sánchez lamentó que las autoridades de salud no mantuvieran hasta la fecha una reunión con los representantes de los consumidores para explicar las medidas a adoptar frente a esta situación.

En un escueto comunicado difundido el pasado miércoles, la Aecosan descartó la distribución en este país de huevos infectados.

De la información aportada por la Unión Europea (UE), se confirma que hasta el momento no se comercializaron 'productos implicados', en esta nación ibérica, informó la agencia en su página web.

El fipronil es un producto no autorizado para su uso en animales de producción de alimentos, y en este caso fue utilizado para tratar la presencia de un ácaro denominado 'dermanyssuss gallinae' en gallinas de puesta.

Según la Organización Mundial de la Salud, ese insecticida es moderadamente tóxico y en cantidades muy grandes puede causar daños en órganos.

La contaminación de huevos por fipronil, prohibido para uso alimentario en la UE, trascendió a principios de mes, aunque fue en junio cuando la autoridad responsable de la seguridad alimentaria en Bélgica detectó por primera vez la sustancia en algunas partidas.

Las autoridades holandesas y belgas situaron la fuente del insecticida en un proveedor de productos de limpieza en los Países Bajos.