San José, COSTA RICA, 18 jun (PL) Los volcanes Poás, Turrialba y Rincón de la Vieja mantienen su actividad eruptiva y desgasificación, aunque con diferentes magnitudes, apunta el reporte diario del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

La entidad, perteneciente a la Universidad Nacional, refiere que durante las últimas 24 horas no se detectó emisión de ceniza en el Poás y su pluma de vapor de agua, gases y aerosoles se dispersa principalmente hacia el norte.

Mientras, el Turrialba presenta un tremor de amplitud variable de baja a moderada, luego de la erupción del viernes pasado, cuando la columna se elevó a unos 500 metros sobre la altura del cráter, indica el informe del Ovsicori.

Por su parte, el Rincón de la Vieja no muestra una actividad significativa en las últimas 24 horas, pero estudios de Volcanes sin Fronteras y el Laboratorio Nacional de Nanotecnología del Centro Nacional de Alta Tecnología hallaron una presencia de 30 por ciento de magma en las emanaciones ocurridas entre el 23 de mayo y el 11 de este mes.

Citado por Teletica.com, el experto Gino González, de Volcanes Sin Fronteras, sostuvo que este hallazgo revela que la actividad del coloso -ubicado en la provincia de Guanacaste, a unos 260 kilómetros al noroeste de San José- seguirá por más tiempo, al tiempo que no descartó un aumento de su intensidad y fuerza.

'Las erupciones tienen un aporte de calor importante generado por el magma, que las hace muy violentas y que eventualmente podrían generar columna eruptivas superiores a los cuatro kilómetros de altura formadas por fragmentos como ceniza muy fina hasta rocas mayores a los 64 milímetros', precisó González.

De acuerdo con el Ovsicori, la más reciente explosión de ese cerro, acontecida el domingo pasado, provoca un lahar en el flanco norte del volcán, lo cual se traduce en que por el cauce de los ríos Pénjamo, Azul y la Quebrada Azufrosa bajó un importante flujo de sedimento y agua que se movilizó desde las laderas del macizo.

Las emanaciones del Turrialba, de tres mil 340 metros de altura -el segundo del país después del Irazú, de tres mil 432 metros de altura-, y del Poás -más de dos mil 700 metros de altura- afectan generalmente el Valle Central, asiento de la Gran Área Metropolina, donde reside el 60 por ciento de los 4,8 millones de costarricenses.

Arenal, Irazú, Poás, Rincón de la Vieja y Turrialba son los cinco volcanes activos de los 150 existentes en Costa Rica, según los más recientes datos geológicos.

mgt/ale