Lima, 19 mar (PL) El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, informó hoy que coordina el suministro de ayuda del exterior para enfrentar la emergencia generada por los desastres causados por intensas lluvias, avalanchas e inundaciones que se registran a diario.

Destacó el ofrecimiento de ayuda de Colombia, sobre la que habló ayer con el presidente de ese país, Juan Manuel Santos, mientras el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que realiza gestiones para hacer efectiva la cooperación internacional ante una catástrofe que hasta anoche contaba 72 muertos y gran devastación.

La cancillería precisó que ha creado un grupo especial a cargo de las coordinaciones permanentes para priorizar y canalizar el apoyo de países amigos, especialmente vecinos, quienes han expresado 'diversos, variados y crecientes ofrecimientos de cooperación'.

'Se mantiene permanente contacto con un número creciente de gobiernos que ofrecen cooperación y se ha establecido un sistema de coordinación con las entidades del Gobierno para recibir y canalizar rápida y eficientemente la ayuda ofrecida', agregó el ministerio en un comunicado.

Adicionalmente, indica, las embajadas y consulados de Perú tienen instrucciones para abrir cuentas bancarias que peruanos emigrados y otros aportantes hagan donaciones para los damnificados de las lluvias.

Entretanto, a la destrucción de viviendas, carreteras y otras infraestructuras, así como campos de cultivo, se sumaron en Lima la persistente escasez de agua potable y la especulación con los precios de los alimentos durantela situación de emergencia.

En el caso del agua, el gobierno anunció ayer la normalización del servicio luego de tres días de corte por la turbidez extrema del agua del río Rímac, causada por las avalanchas que caen en su curso en la zona andina de Lima; lo que impide que las aguas sean procesadas por la planta que abastece a la mayor parte de la ciudad.

Sin embargo, hacia el medio día de hoy muchos barrios limeños siguen sin el esencial abastecimiento de agua o lo reciben parcialmente, lo que motiva quejas y desesperación.

La empresa estatal a cargo del servicio y los municipios establecieron puntos de entrega de agua proveída por pozos y estanques de reserva, ante los cuales miles forman largas filas para abastecerse.

El presidente de la empresa, Rudecindo Vega, lamentó que la situación depende de los avatares de la naturaleza, por lo que no está en condiciones de precisar cuando exactamente se normalizara el servicio.

Al mismo tiempo, los precios de los alimentos se han elevado por escasez real en algunos casos y, según el gobierno y el principal mercado mayorista de Lima, por la especulación en la venta minorista, sin que se pueda hacer nada por la libertad de mercado que existe en el país.

Paralelamente, el gobierno, la defensa civil, diversos otros organismos, estaciones de televisión, municipios y diversas iglesias, entre otros, reciben donaciones de la población que masivamente llegan para aliviar la situación de cientos de miles de damnificados. mgt/mrs

Temas Relacionados: