INTEC presenta iniciativas para la gestión de la calidad del aire en el país

Los investigadores explicaron que los resultados de los proyectos serán presentados en boletines a través del Observatorio de Cambio Climático y Resiliencia del INTEC

SANTO DOMINGO. - El Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) presentó tres investigaciones que aportarán informaciones para la gestión de la calidad de aire en Santo Domingo y Santiago, y que la universidad desarrolla junto a otras instituciones a través de su Observatorio de Cambio Climático y Resiliencia.

Solhanlle Bonilla, docente investigadora del INTEC, presentó el proyecto "Investigación Urbana del Observatorio del Cambio Climático del INTEC: Instalación de 27 puntos de muestreo de calidad de aire en la ciudad de Santo Domingo", que utiliza la herramienta i-Tree para cuantificar la estructura verde y servicios ecosistémicos del arbolado en entorno urbano.

El proyecto aboga por la conservación de la vegetación en las comunidades a través del uso de una herramienta, para identificar cómo el bosque aporta elementos de planificación y mejora en las condiciones de la ciudad. Este proyecto ha contado con el financiamiento de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, a través del programa Partnerships for Enhanced Engagement in Research (PEER, por sus siglas en inglés)

En el marco de esta investigación, se estableció una red de monitoreo de la calidad de aire del Distrito Nacional. Para esto, se identificaron 27 puntos de muestreo distribuidos en lugares estratégicos en la ciudad de Santo Domingo. Inicialmente, se estableció una línea base con esta investigación con mediciones de concentraciones de partículas suspendidas en el aire (PM10) y de inmisión de los parámetros dióxido de nitrógeno (NO2), monóxido de carbono (CO) y dióxido de azufre (SO2).

Bonilla destacó que, durante el proyecto de evaluación mediante el uso de i-Tree, se identificó que el Distrito Nacional tiene un 15% de cobertura arbórea, 91 especies y 70 árboles por hectáreas. Además, un total de 84.54 mil toneladas de métricas de carbono acumulado.

"Estamos en el proceso de análisis con la data que hemos podido acumular y esperamos que esta información sea un punto de partida para fortalecer la red de monitoreo de calidad de aire", dijo Bonilla, durante el encuentro virtual.

La investigadora informó que los resultados de los proyectos serán presentados en boletines a través del Observatorio de Cambio Climático y Resiliencia del INTEC.

Durante el encuentro virtual "Calidad de aire en Santo Domingo: Avances del Observatorio Cambio Climático y Resiliencia del INTEC", Víctor Gómez Valenzuela, vicerrector de Investigación y Vinculación del INTEC, resaltó que en la actualidad es difícil saber la calidad del aire que se respira y las complicaciones que genera para la salud.

"Saber la calidad del aire hoy en día es un imperativo más importante que antes, porque las personas hacemos vida en la ciudad, dependemos estructuralmente de los servicios ecosistémicos que provee un entorno urbano complejo como lo es la ciudad de Santo Domingo", ponderó Gómez Valenzuela.

Biomonitoreo con abejas

La ingeniera ambiental Daniela Castro, investigadora de Tecmalab, presentó el estudio biomonitoreo de calidad de aire a través de las abejas. La experta explicó que el biomonitoreo apunta a tener respuestas hacia lo ecosistémico y los contaminantes.

Sobre por qué utilizar las abejas, indicó que estas tienen una gran área de acción, durante su búsqueda de alimento pueden muestrear casi todo su ambiente, son sensibles a los contaminantes y su cuerpo recubierto de pelo facilita la acumulación de partículas tanto por contacto como electroestática.

Castro dijo que el funcionamiento de la biotecnología se realiza con la instalación de colmenas en la zona de estudio, muestreo de abejas, análisis en laboratorio, interpretación con la ayuda de valores de referencia y entrega de resultados.

En ese sentido, Nicolás Brehm, director general de Tecmalab, resaltó que gracias a que las abejas vuelan a tres kilómetros alrededor de su colmena se puede tener diferentes análisis. Además, explicó que los muestreos y análisis de las abejas permiten medir las trazas de metales pesados dioxinas, furanos y pesticidas.

El ingeniero especialista en agua y medioambiente resaltó que contaminantes como el ozono producen un estrés oxidante en las abejas que causa daño molecular en sus proteínas y el estudio de ese daño, mediante fluorescencia, permite medir los efectos invisibles de la contaminación en las abejas.

Red Inalámbrica de Sensores

Mediante la instalación de una red inalámbrica de sensores, los investigadores Carol Franco y Manuel Mendoza medirán y caracterizarán en tiempo real los niveles de contaminación atmosférica de la calidad del aire tanto en el Distrito Nacional y Santiago.

Mendoza explicó que el proyecto prevé instalar 27 puntos de muestreo en ambas ciudades. Esto permitirá caracterizar el comportamiento de las variables y sus relaciones, al tiempo de mejorar las decisiones en la gestión de calidad ambiental, ordenamiento territorial y la calidad de vida del ciudadano.

Dijo que los nodos medirán 16 variables o indicadores meteorológicos y gases contaminantes asociados de manera directa o indirecta a la contaminación atmosférica y a la calidad de vida en una ciudad. "Este proyecto busca construir una serie de datos y darles continuidad a las investigaciones existentes."

Apuntó que el proyecto se realiza con financiamiento del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Mescyt) a través del Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt), y representa una alianza estratégica entre el INTEC, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la empresa de telecomunicaciones WIND Telecom.

Dirección de Comunicación Institucional

Instituto Tecnológico de Santo Domingo ? INTEC Asume el reto