Diariodominicano.com

Lenguas de señas para la inclusión y protección de personas sordas

La Habana, 23 sep (Prensa Latina) El Día Internacional de las Lenguas de Señas, que se celebra hoy, es una oportunidad para apoyar y proteger la identidad lingüística y la diversidad cultural de las personas sordas y otros usuarios del lenguaje de signos.

Proclamada por Naciones Unidas en noviembre de 2017, la fecha también conmemora la creación de la Federación Mundial del Sordo en 1951, organización no gubernamental que ostenta carácter de órgano consultivo y máxima autoridad para la defensa de los derechos e intereses de las personas con disfunción auditiva.

Se trata de una efeméride global que se festeja junto con la Semana Internacional del Sordo (última semana de septiembre), bajo el lema Con la Lengua de Señas, Todos Estamos Incluidos.

De acuerdo con la ONU el propósito de la jornada es procurar la inclusión social de los usuarios de las lenguas de señas con miras a la plena realización de sus derechos humanos.

Cabe destacar que no se trata de una iniciativa aislada pues se inscribe dentro de los planteamientos de empoderamiento femenino y eliminación de las desigualdades, fijados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Gracias a esta iniciativa se ha mejorado el estatus de las lenguas de señas nacionales con políticas, planes, programas y proyectos encaminados a mejorar la educación de los sujetos con diversidad funcional auditiva.

Asimismo, ha facilitado su acceso a la información y a los servicios básicos, incluso en los países en vías de desarrollo, donde antes existían muy pocas organizaciones no gubernamentales especializadas en el tema.

Para este año la principal iniciativa es promover el uso del lenguaje de señas por parte de líderes locales, nacionales y mundiales en colaboración con asociaciones de personas sordas en cada país.

Según la Federación Mundial de Sordos, existen aproximadamente 72 millones de individuos con esa limitación en todo el mundo, más del 80 por ciento vive en países en desarrollo y como colectivo, utilizan más de 300 diferentes lenguas de señas.

Esas formas de expresión son idiomas naturales, estructuralmente distintos de las habladas; también existe un lenguaje de señas utilizado en reuniones internacionales y, de manera informal, cuando viajan y socializan las personas sordas.

La lengua de señas se basa en la comunicación gesto-viso-espacial, para que los sujetos privados de ese sentido puedan comunicarse en su entorno social o con otros que conozcan la conozcan.

jha/crc/cvl