diariodominicano.com

Madrid, 22 jun (Prensa Latina) El actor estadounidense Viggo Mortensen será distinguido con el Premio Donostia a su carrera en la próxima edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, informó hoy la organización del certamen español.

Nacido en Nueva York en 1958, Mortensen recogerá el galardón durante la 68 edición del Festival, a celebrarse del 18 al 26 de septiembre y en el que presentará la película Falling, su debut como director.

El largometraje, que clausuró el Festival de Sundance y forma parte de las películas seleccionadas por Cannes, tendrá finalmente su estreno europeo durante la muestra anual en la bella ciudad del País Vasco (norte de España), con el sello del certamen francés.

La cinta está protagonizada por el veterano Lance Henriksen y por el propio Mortensen, que también firma el guión, subrayó en un comunicado el Zinemaldia (Festival de San Sebastián, en euskera).

El actor neoyorquino, que pasó gran parte de su infancia en Argentina, participó en los últimos 35 años en medio centenar de películas de prestigiosos cineastas como David Cronenberg, Peter Weir, Jane Campion, Gus Van Sant y Brian de Palma, entre otros.

Popularmente conocido por encarnar al héroe de la saga de El señor de los anillos, Mortensen optó al Oscar en tres ocasiones: en 2007 por Promesas del Este, de Cronenberg; en 2016 por Captain Fantastic, de Matt Ross; y en 2018 por Green Book, de Peter Farrelly.

Su primer papel en la gran pantalla fue junto a Harrison Ford en Witness (Único testigo, Peter Weir, 1985), y con posterioridad se enroló en varios proyectos de cine de género como La matanza de Texas III, Intrépidos forajidos, Presidio o La piel que brilla.

Los Premios Donostia se entregan desde hace décadas, y con ellos el festival pretende reconocer la aportación al séptimo arte de grandes figuras de la industria.

El primero de ellos fue concedido a Gregory Peck en 1986. Desde entonces, nombres como Lauren Bacall, Robert Mitchum, Lana Turner, Susan Sarandon, Catherine Deneuve o Al Pacino pasaron por la ciudad vasca a recoger su merecido reconocimiento.

mem/edu