diariodominicano.com

París, 13 may (Prensa Latina) Con la posposición para 2021 del Rock en Seine,

desapareció hoy la última posibilidad de disfrutar un gran festival musical durante este verano en Francia,

una secuela más de la Covid-19.

La lista es larga, desde el Hellfest y el Solidays hasta el Vieilles Charrues y el Lollapalooza París, todos

víctimas de un enemigo invisible, pero poderoso como pocos, capaz de privar a cientos de miles de personas de disfrutar de ídolos de ayer, hoy y siempre, de la talla de Céline Dion, Aerosmith, Deep Purple, Kiss y Lenny Kravitz.

En un comunicado, los organizadores del Rock en Seine anunciaron la cancelación presencial del festival

creado en 2003, previsto del 29 de agosto al 1 de septiembre en el Parque de Saint-Cloud, un majestuoso

jardín con más de cuatro siglos de historia.

Lamentamos que estas tres jornadas únicas de alegría, pasión y emoción no podrán celebrarse como todos las habíamos imaginado, a partir de las medidas sanitarias en el actual escenario de crisis, señalaron.

De acuerdo con el texto, los boletos adquiridos serían reembolsados, pero también tienen valor para el año

próximo.

Ante la situación vigente y en espera de retomar el formato original en 2021, no renunciamos a organizar un foro cultural y musical fuerte, por lo que trabajamos con artistas, productores y otros actores en una

alternativa, precisa.

Rock en Seine tenía este año la exclusiva en Francia del reencuentro de la banda estadounidense Rage

Against The Machine, emblemática por su particular fusión rap-metal.

jcm/wmr

Fecha: 13-05-2020