diariodominicano.com

Santo Domingo, 13 de diciembre de 2019.- El informe El Costo de la Doble Carga de la Malnutrición revela datos sobre el costo social y económico de la desnutrición, sobrepeso y obesidad en la República Dominicana en el 2017. La doble carga representó el 2,6% del PIB, costos adicionales en educación y salud, y pérdida de productividad.

El estudio fue presentado este viernes en el Palacio Nacional por la Vicepresidencia de la República, el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS), el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Ministerio de Salud Pública, con el apoyo del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP).

La directora Prosoli, Altagracia Suriel, quien representó a la vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, destacó el impacto positivo de las acciones emprendidas la iniciativa social para reducir la desnutrición en el país.

"Prosoli tiene un impacto positivo en la seguridad alimentaria. Los participantes del programa tienen menos posibilidad de saltar algunas comidas, un 7.5 por ciento menos que los no participantes; y un 8.6 de propensión a solicitar ayuda a amigos y familiares para comer", manifestó.

En la actividad, la directora regional adjunta del PMA, Kyngnan Park, destacó la importancia del estudio para alcanzar el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2 (Hambre Cero) que plantea poner fin a todas las formas de malnutrición.

"Sin embargo, para el 2017, cinco millones de niños y niñas de la región presentaban retrasos en el crecimiento, la anemia sigue siendo un problema de salud pública en más de 15 países de la región, afectando principalmente a niños y niñas menores de cinco años y mujeres en edad fértil", aseguró.

De su lado, el ministro de Salud, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo que aunque en el país se ha producido una mejoría en materia de desnutrición aguda, que ha bajado a un dos por ciento, y la crónica en un siete por ciento, el sobrepeso constituye un gran problema para las autoridades.

"Sin embargo, con preocupación se observa un crecimiento alarmante del sobrepeso y la obesidad en todas las edades. El sobrepeso en jóvenes de 13 a 15 años es un 32.4 por ciento; de 16 a 17 años es de un 22.2 por ciento y de 13 a 17 un 28.2", enfatizó.

La presentación de la metodología del estudio estuvo a cargo de Rodrigo Martínez, oficial superior de Asuntos Sociales de la CEPAL, y Mireya Palmieri, profesional de la Unidad de Nutrición y Nutrientes del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá. Mientras que los resultados de la investigación fueron presentados por MarcAndre Prost, oficial regional de Nutrición y Protección Social de la oficina regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Hallazgos del estudio

WFP y la CEPAL presentaron los resultados de este informe con el Gobierno de la República Dominicana, a través del programa Progresando con Solidaridad del Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la Vicepresidencia de la República y el Ministerio de Salud Pública, y con el apoyo del Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá.

Del costo total de la doble carga de la malnutrición, US$1 464 millones corresponden a costos en salud, US$490,2 millones a costos por pérdida de productividad, y US$6,4 millones a costos en educación. En cuanto al costo social, el estudio muestra que 2 de cada 5 niños con desnutrición no finalizan la escuela primaria y 2 de cada 5 no finalizan la secundaria. También, más de 1 millón de dominicanos padecen diabetes e hipertensión a consecuencia de sobrepeso y obesidad, generando el mayor costo en salud.

El informe aporta evidencia científica clave para la toma de decisiones a nivel nacional. Para seguir avanzando de cara a la doble carga, se recomienda desarrollar e implementar políticas públicas que permitan abordarla y asignar recursos para enfrentarla. También se sugiere impulsar una estrategia multisectorial de comunicación y educación nutricional que promueva cambio social de comportamientos en alimentación y nutrición.

El Gobierno dominicano está comprometido con el logro de la Agenda 2030 y el objetivo de Hambre Cero, entendiendo que un mundo sin hambre y malnutrición exige renovar los esfuerzos mediante nuevos métodos de trabajo.

Es por ello que diseñó y está actualmente implementando una Hoja de Ruta para llegar al Hambre Cero para el año 2030, compuesta de siete ejes estratégicos. Esto son fortalecer e implementar el marco legal; reforzar el diseño, enfoque de género e implementación de programas de seguridad alimentaria, nutrición y agricultura sostenible; generar y actualizar evidencias de alimentación y nutrición; garantizar recursos y utilizarlos eficientemente; reforzar capacidades institucionales; promocionar la educación nutricional; y coordinar de manera interinstitucional e intersectorial.

Sobre el Programa Mundial de Alimentos

El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas salva vidas en emergencias y cambia la vida de millones de personas a través del desarrollo sostenible. WFP trabaja en más de 80 países alrededor del mundo, alimentando a poblaciones afectadas por conflictos y desastres, y sentando las bases para un futuro mejor.

Visítenos: www.wfp.org/es Síganos en Facebook, Instagram, LinkedIn y Twitter

Para mayor información (marcelle.rodriguez@wfp.org):

Marcelle Rodríguez ? Programa Mundial de Alimentos: + 829 344 1413

Sobre la Comisión Económica para América Latina y el Caribe

Es una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas, y su sede está en Santiago de Chile. Su objetivo es contribuir al desarrollo económico y social de la región, coordinar las acciones encaminadas a su promoción y reforzar las relaciones económicas de los países entre sí y con las demás naciones del mundo.

Visítenos: https://www.cepal.org/es Síganos en Facebook, Twitter y YouTube

Sobre el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá

Viene apoyando durante siete décadas los esfuerzos de sus Estados Miembros en el conocimiento y apropiación de la situación nutricional y la sistematización de la información para evidenciar el contexto e implementar intervenciones efectivas para el mejoramiento de la nutrición.