diariodominicano.com

Asunción, 13 nov (Prensa Latina) La bebida tradicional paraguaya, el Tereré, tiene posibilidades reales de ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, confirmó hoy aquí la Secretaría Nacional de Cultura (SNC).

En mensaje enviado a esa cartera, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ratificó que la documentación enviada por Paraguay para tal nominación se encuentra completa técnicamente, s destacó la entidad cultural paraguaya.

Las 'Prácticas y Saberes Tradicionales del Tereré en la cultura de Pohã Ñana. Bebida ancestral Guaraní en Paraguay', formarían parte de ese inmenso acervo cultural del mundo patrocinado por la Unesco, señalaron los especialistas.

Igualmente, la entidad de Naciones Unidas menciona en su mensaje que a partir de este proceso requerido para proseguir con la candidatura, será examinado el expediente paraguayo por el organismo de evaluación y transmitido al Comité Intergubernamental para una decisión en su 15ú período de sesiones previsto para el próximo año.

De acuerdo con la historia, el tereré es de origen precolombino y tuvo auge durante la Guerra del Chaco (1932-1935), pues las tropas paraguayas lo consumían para filtrar el agua turbia y poder beberla para soportar sus largas e interminables jornadas.

Su inmenso valor cultural y el paso del tiempo lo convirtieron en un compañero infaltable en la casa o la oficina, y une a la familia y a la comunidad. Es parte del pueblo paraguayo.

Una jarra de vidrio o plástico como también un termo, un vaso o una guampa (asta o cuerno de animal vacuno) y una bombilla son los utensilios que hacen posible este reconocido ritual. El tereré es ideal en épocas de calor, en sustitución del mate, por ser consumido frío. Es una bebida sumamente refrescante.

Usualmente se toma con hierbas medicinales o yuyos (en guaraní se le llama pohä ñaná), que pueden ser pohä ro'ÿsä o pohä akú (remedio refrescante o remedio caliente, respectivamente).

mem/cw