Por Sinay Céspedes Moreno

Quito, 7 jun (Prensa Latina) Derroche de talento dejó el artista puertorriqueño Chayanne en su concierto en Quito, donde calentó la noche capitalina con temas acompañado por sus seguidores, a quienes complació por casi dos horas.

El Coliseo General Rumiñahui acogió el espectáculo del boricua, la primera presentación que tiene en este país sudamericano como parte de la gira internacional 'Desde el alma', que lo lleva por 14 países latinoamericanos y de norteamérica en 71 conciertos.

Con todas las capacidades vendidas, la instalación parecía por momentos que se derrumbaría al ritmo de la música y el baile, en una perfecta amalgama con los juegos de luces dispuestos en el escenario.

'Esta noche, esta alegría, esta celebración que estamos haciendo se la vamos a dedicar a Richard Carapaz. El representa toda la juventud, el esfuerzo, la dedicación y eso es hermoso', dijo el cantante al inicio del show, en el cual homenajeó al ciclista ecuatoriano ganador absoluto del reciente Giro a Italia.

Canciones como 'Tu pirata soy yo', 'Sentada aquí en mi alma', 'Madre Tierra' y 'Candela', que le dedicó a Carapaz, fueron parte del show caracterizado por la habitual carga de adrenalina proveniente del dinamismo en escena del artista.

Después de cuatro años de ausencia, Chayanne volvió a encantar con su melódica voz a miles de ecuatorianos que esperaban un nuevo encuentro con su ídolo.

Mujeres, eternas enamoradas del artista, parejas que recordaron momentos de amor con sus baladas, jóvenes y grupos de amigos, acompañaron durante toda la noche al cantante, que no los defraudó.

En las redes sociales, numerosos mensajes coincidieron en denominar el concierto como la fiesta del año.

'Fiesta en América', dijeron algunos parafraseando uno de sus temas populares.

En el Rumiñahui, el joven ecuatoriano Johann Vera, abrió la noche para dar paso a la figurará principal, a quien también servirá de telonero en Guayaquil.

La próxima parada, la ciudad portuaria de Guayaquil, donde cantará mañana en la noche en el estadio Alberto Spencer.

Después de Ecuador, el puertorriqueño actuará en Perú, Colombia, México, Argentina y Chile.

tgj/scm