MADRID, 19 feb (Xinhua) -- Los españoles deben recuperar su tradición ancestral de la dieta mediterránea para combatir el sobrepeso que afecta a más de la mitad de la población, dijo hoy en entrevista con Xinhua el endocrinólogo Diego Bellido.

"Es paradójico porque, siendo el país de la dieta mediterránea, que teóricamente es de las más saludables junto a la japonesa, nuestro índice de obesidad es de los mayores de la población occidental. Tenemos los medios, pero no los utilizamos", señaló el también vicepresidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

Según informes correspondientes a 2017 citados por Bellido, el sobrepeso afecta a más del 55 por ciento de los españoles, en tanto que 16 por ciento de los adultos de España padece obesidad.

"La dieta mediterránea se basa en los recursos naturales, como verduras, frutas, legumbres, aceite de oliva, no comer alimentos procesados y consumir productos con grasas vegetales", señaló el experto.

Sin embargo, insistió en que además de una buena alimentación es necesario desterrar malos hábitos como el sedentarismo.

"El sedentarismo y el exceso calórico son los dos frentes en los que tenemos que combatir. Para ello, hay que introducir en la población hábitos que fomenten el ejercicio físico", señaló.

Según un estudio publicado el pasado 10 de enero por los investigadores del prestigioso Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas de Barcelona, el 80 por ciento de los hombres y el 55 por ciento de las mujeres tendrán exceso de peso en España en 2030, debido a los cambios en la dieta y el estilo de vida.

No obstante, Bellido resaltó que es optimista respecto al devenir de la sociedad española.

"Yo creo que todo es reversible. En el momento en el que se impliquen los estamentos sociales y gubernamentales, todos tenemos mucho que aportar", opinó.

La Sociedad Española de la Obesidad presentó un decálogo para luchar contra esta enfermedad crónica durante el congreso de alta cocina Madrid Fusión, celebrado el mes pasado en Madrid.

Las normas incluyen usar siempre aceite de oliva, priorizar comidas con bajo contenido en grasa, inclusión de verduras, hortalizas, legumbres, pescado azul y carne magra, consumir fruta fresca y priorizar el agua como bebida habitual antes que otras opciones.

Para ello, Bellido emplazó al Ejecutivo y a los actores de la sociedad civil a desarrollar programas que fomenten estas normas acompañadas de ejercicio físico.

"Tiene que ser una colaboración de todos. Científicos, políticos, entes municipales, docentes e incluso las familias", agregó.

El camino a seguir, de acuerdo con Bellido, lo marca la lucha contra el sobrepeso u obesidad infantil.

Pese a que la obesidad afecta al 40 por ciento de niños españoles, las medidas tomadas por Poder Ejecutivo y actores sociales han contenido su avance en los últimos años.

"Gracias a las medidas sociales, se ha estabilizado. Si legislamos a favor e implementamos medidas, se reducirá. Es una lucha de todos", reiteró Bellido. Fin