BEIJING, 9 ene (Xinhua) -- El medicamento Sintilimab, desarrollado por China para el tratamiento del linfoma de Hodgkin refractario o en recaída, ha logrado reconocimiento internacional al publicar The Lancet Haematology como tema de portada de su edición de enero la investigación de los ensayos clínicos.

El linfoma de Hodgkin es un linfoma maligno raro que se presenta con más frecuencia en personas de entre 20 y 40 años. Aunque la ratio de curación si la detección es temprana es muy alta, los enfermos tienen una probabilidad del 20 por ciento de recaída tras el primer tratamiento. Los pacientes con linfoma de Hodgkin clásico refractario o en recaída no disponen de un tratamiento efectivo en China.

Sintilimab es un medicamento inhibidor anti-PD-1, una modalidad emergente de terapia contra el cáncer que estimula el sistema inmunológico para ayudar a que el cuerpo combata específicamente los tumores y los haga desaparecer.

El profesor Shi Yuankai, del Hospital del Cáncer de la Academia de Ciencias Médicas de China, lideró los ensayos clínicos, en los que participaron 96 pacientes con esta enfermedad que estaban siendo tratados en 18 centros de toda China.

Los resultados muestran que el fármaco tiene una actividad favorable y una toxicidad aceptable en los pacientes chinos, el 80,4 por ciento de los cuales mostraron una respuesta objetiva.

Stephen M. Ansell, del Departamento de Hematología de la Clínica Mayo, señaló que Sintilimab es "un tratamiento altamente efectivo con potencial para mejorar los resultados en pacientes con linfoma de Hodgkin clásico en todo el mundo".

El medicamento recibió la autorización comercial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China en diciembre de 2018.

"La aprobación ofrecerá más opciones de tratamiento a los pacientes de cáncer de China", destacó Shi. Fin