Santo Domingo, noviembre de 2018.- La competitividad y el estancamiento del consumo han obligado a agudizar el ingenio para atraer al consumidor. Esto, según el empresario Joel Villalona, dueño del gastrobar 4 Jack?s, que considera que la gestión personalizada a través de las experiencias es la clave para satisfacer las necesidades de los clientes. "Cuando hablamos de qué es un gastrobar es importante tener una identidad propia, un carácter único que te diferencie de tus posibles competidores. Eso se consigue a través de las experiencias", afirma.

Para el empresario, actualmente se ha desarrollado una polarización en los segmentos de los clientes. Por una parte, los que buscan precios bajos y por otra, los que eligen según la conveniencia. "Tanto a unos como otros hay que darles respuesta. Pero mientras en los primeros primará la adaptación del producto a su capacidad adquisitiva, en los segundos será necesario adaptar la oferta a sus preferencias".

El empresario sostiene que el proceso de ventas tradicionales donde imperaba la atención, el interés, el deseo y la acción, ha dado un giro, de manera que la tendencia es invertir la pirámide. "Ahora mismo la acción corresponde al cliente, es el propio consumidor que de acuerdo con la afinidad de intereses y su empatía con la comunidad que representa una marca quiere vincularse a ella".

Villalona, quien participará el próximo lunes 12 de noviembre en la VI Feria de Emprendedores, apoya que existan espacios como este para compartir experiencias a futuros empresarios que están buscando nuevos nichos de mercado.