MEXICO, 15 oct (Xinhua) -- Los percances viales en México dejaron pérdidas por 12.000 millones de dólares en 2017, equivalentes al 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), estimó hoy el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi).

En el mundo, el costo por los accidentes viales en 2017 fue de 518.000 millones de dólares, según Manuel Guzmán, director del Cesvi, organización dedicada a la investigación de siniestros y prevención de accidentes de tránsito.

De acuerdo con las estadísticas del Cesvi, México registró el año pasado alrededor de 2,4 millones de accidentes viales, que dejaron 16.185 muertos y 108.789 heridos.

"En materia individual corresponde a cada ciudadano comprender la seguridad vial, no todo es trabajo y responsabilidad de la administración pública ni las empresas", explicó Guzmán en rueda de prensa.

"La única manera de cambiar es empezando con cada uno de nosotros", agregó el directivo al presentar los retos del próximo gobierno en materia de seguridad vial.

Según el Cesvi, el uso de teléfonos portátiles al conducir se ha convertido en la principal causa de muerte en los accidentes viales de México, con el 60 por ciento del total.

El fenómeno de la telefonía móvil superó a la ingesta de bebidas alcohólicas y a los accidentes causados por el exceso de velocidad.

Guzmán dijo que un conductor puede tardar cinco segundos en promedio en contestar una llamada telefónica, lo que implica manejar "a ciegas" alrededor de 100 metros si se lleva una velocidad de 80 kilómetros por hora.

El riesgo se incrementa con las "selfies" y con los mensajes de texto, ya que la distracción se eleva a 10 segundos, con una distancia de 200 a 300 metros "manejando a la deriva".

El Cesvi consideró que los retos en materia de seguridad vial para los próximos años son de gran magnitud e "impostergables", que además demandan la participación del próximo gobierno de México, la iniciativa privada y los organismos especializados en la materia.

El centro especializado propuso crear la Agencia Nacional de Seguridad Vial, establecer un observatorio nacional, promover la venta de vehículos más seguros, fomentar una infraestructura segura, impulsar conductas seguras de los usuarios de las vialidades, hacer más eficiente la atención médica prehospitalaria y promover una movilidad más eficiente.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, asumirá el gobierno el 1 de diciembre, en sustitución de Enrique Peña Nieto. Fin