Por Raúl Menchaca

LA HABANA, 13 oct (Xinhua) -- En uno de los más antiguos sitios de La Habana colonial, en la Plaza Vieja, reapareció el grupo británico de rock The Rollings Stones para recordar el legendario concierto que ofrecieron hace dos años y medio en la capital cubana.

No llegaron por avión, ni en uno de los tantos cruceros que atracan en el cercano Muelle de Luz, sino que arribaron de la mano de dos jóvenes profesionales cubanos que cubrieron la presentación de "Sus Satánicas Majestades", el 25 de marzo de 2016.

Yander Zamora y Roberto Ruiz, fotorreporteros de los diarios Granma y Juventud Rebelde, expusieron una serie de fotografías digitales con las imágenes del memorable concierto en los terrenos de la Ciudad Deportiva de La Habana, donde se reunieron unos 1,2 millones de cubanos.

En un gigantesco lienzo desplegado sobre la fachada de la Fototeca de Cuba se mostró una secuencia de fotos de los músicos y del público, en una muestra que forma parte de las celebraciones de la Semana de la Cultura Británica en Cuba.

"Fue un concierto muy atípico, no solo porque eran los Rollings Stones que son una leyenda del rock y la música mundial, sino porque la coordinación que se hizo para cubrir el evento, la parte grafica sobre todo, fue estar solo los primeros tres minutos o los dos primeros temas", explica Zamora a Xinhua.

"En poco tiempo tuvimos que hacer fotos de los asistentes y de los músicos, por eso lo que están viendo hoy es el resultado de más o menos tres minutos de trabajo", detalló el fotógrafo de 37 años.

El pasado año, Zamora ganó el Premio de Periodismo Rey de España en la categoría de Fotografía por su instantánea "Llegada de Air Force One", publicada en diferentes diarios en marzo de 2016.

La foto la logró mientras cubría para Granma la histórica visita del ahora ex presidente estadounidense Barack Obama a La Habana, un suceso que sin embargo se mezcla en la historia con la posterior presencia de los rockeros británicos en la capital cubana.

Mick Jagger, Keith Richards, Ron Wood y Charlie Watts llegaron a La Habana un día antes de su concierto en la Ciudad Deportiva y apenas dos después de que Obama volara de regreso desde el mismo aeropuerto habanero.

Ruiz, por su parte, cuenta la tensión que sufrió en el concierto para lograr imágenes relevantes, pues "solo nos dieron unos minutos para trabajar".

"Todo fue muy rápido porque solamente pudimos trabajar mientras tocaban los dos primeros temas y eso generó mucha tensión en nosotros que buscábamos los mejores ángulos para las imágenes", señala consciente de que atrapó un momento histórico.

Ambos fotógrafos trabajaron por separado para sus respectivos medios, pero decidieron unir el resultado por una solicitud de la embajada del Reino Unido en la isla para la Semana de la Cultura Británica.

Y ese resultado es el que se expone en la Plaza Vieja, mientras sobre los centenarios adoquines se reúne un grupo de fanáticos de todas las edades, cubanos y extranjeros, quienes con nostalgia tratan de revivir las dos horas de aquella noche inolvidable.

Para que la añoranza cale aún más en una cálida noche tropical, en los altavoces resuenan canciones clásicas como "It' s only rock 'n' roll (But I like it)", "Paint it black", "Honky Tonk women", "Start me up", "Brown sugar", "You can' t always get what you want" y "(I can' t get no) Satisfaction".

Y aunque en la esquina transversal de la Plaza, en una vieja cervecera llena de turistas, resuenan las notas de un son tradicional cubano, los acordes de The Rollings Stones parecen negarse a abandonar la noche habanera, mientras en el lienzo Mick Jagger quiere seguir saltando sobre el escenario.

Pero todo es una ilusión. Solo son fotos, aunque muchos sean los que añoren que "los rollings" regresen ahora mismo a La Habana.