BRASILIA, 24 sep (Xinhua) -- Brasil liberó 70 millones de reales (cerca de 17,3 millones de dólares) para la conclusión de la primera etapa de las obras de la fuente de luz sincrotrón Sirius, un acelerador de partículas, informó hoy el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones (MCTIC).

Hasta el momento, el MCTIC ya invirtió 1.290 millones de reales (cerca de 318,8 millones de dólares) en el proyecto, considerado la mayor y más compleja infraestructura de la ciencia brasileña.

El acelerador de partículas Sirius, en construcción en el Centro Nacional de Investigación en Energía y Materiales (CNPEM), en Campinas, estado de Sao Paulo (sureste), "va a colocar a Brasil en la frontera del conocimiento", destacó el MCTIC.

El proyecto abrirá "nuevas perspectivas en áreas como ciencia de los materiales, nanotecnología, biotecnología, física y ciencias ambientales, además de contribuir a la internacionalización de la ciencia brasileña a través del aumento de la presencia de extranjeros entre los usuarios", agregó.

Sirius, así como otro acelerador ya operado por el CNPEM, será una instalación abierta a la comunidad científica de Brasil y del exterior.

Los fondos liberados se utilizarán para la conclusión de las obras civiles de un edificio de 68.000 metros cuadrados, el montaje total de tres aceleradores y, hasta noviembre, la puesta en práctica de la "vuelta de electrones" en dos de ellos.

El tercero y más complejo de los aceleradores recibirá los electrones cuando el equipo técnico instale un vacío similar al encontrado en el espacio dentro del túnel del acelerador, un proceso altamente sofisticado y delicado.

"Se trata de una máquina de altísimo desempeño que colocará a Brasil en la punta de la investigación científica", dijo el presidente del Consejo de Administración del CNPEM, Rogerio César de Cerqueira Leite.

El director general del CNPEM, Antonio José Roque, subrayó que el proyecto Sirius es "estructurante para el país" y "patrimonio de Brasil".

Según Roque, además de la construcción del acelerador de partículas, el proyecto prevé estaciones de investigación, y las dos primeras deberán comenzar a operar a finales del próximo año.

Los investigadores del Laboratorio Nacional de Luz Sincrotrón explicaron que los científicos brasileños están por el momento limitados a analizar la capa superficial de materiales duros y densos.

"Con el Sirius veremos estructuras cada vez más complejas a nivel atómico. Y eso abre una gama enorme de posibilidades para que los investigadores respondan preguntas clave en diversos segmentos", destacó la investigadora del CNPEM Ana Carolina Zeri.

Alrededor del 85 por ciento de los componentes adquiridos para la construcción del Sirius son fabricados en Brasil, desde equipos electrónicos hasta un tipo de cemento de alta estabilidad para soportar la pesada estructura. Fin