Por Guo Ying

BEIJING, 13 sep (Xinhua) -- Dicen que los ojos son las ventanas del alma. Y también son la identidad de una persona, por lo que China está adoptando la tecnología biométrica de escaneo ocular o identificación por iris.

El iris es el anillo entre la pupila negra y la esclerótica blanca en la superficie del ojo humano.

Se trata de una de las características biométricas más singulares y puede permanecer invariable desde el primer año de una persona, explica Tan Tieniu, un académico de la Academia de Ciencias de China (CAS, por sus siglas en inglés).

"En comparación con la huella dactilar digital y la identificación facial, la identificación por el iris es más confiable y estable. Por ejemplo, las huellas dactilares son propensas al desgaste y la identificación facial tiene la dificultad de distinguir a los gemelos", comenta el experto.

EL COMIENZO

En enero de 1998 Tan regresó a China desde Reino Unido y estableció un equipo de investigación sobre la identificación por el iris en el Instituto de Automatización de la CAS. Por aquel entonces, China se encontraba a la zaga de muchos países en esta tecnología.

"Instituciones extranjeras de estudio no podían vendernos lectores de imágenes de iris ni compartir con nosotros sus imágenes de iris para la investigación. Tuvimos que comenzar desde cero y desarrollar la tecnología independientemente", apunta Tan.

Después de años de trabajo duro, el equipo de Tan logró muchos avances en el diseño del hardware y también en el algoritmo de identificación. Han publicado más de 120 artículos en revistas y conferencias internacionales.

Tan destaca que la base de datos de imágenes de iris de CASIA, construida por su equipo, es una de las más utilizadas en el mundo, con más de 20.000 grupos de investigación procedentes de 180 países solicitando su uso.

NUEVOS USOS

Con un gran progreso en la investigación básica, el equipo de Tan empezó a explorar la transformación tecnológica y la aplicación más amplia de esta tecnología. El Instituto de Automatización estableció una empresa llamada IrisKing a finales de 2006.

Ma Li, el primer estudiante de doctorado de Tan en la investigación de identificación por el iris y gerente general de IrisKing comenta que esta tecnología se aplicó por primera vez en la industria minera.

"La compañía minera quería reforzar la seguridad y por ello acudió a nosotros en 2007. Quería tener un sistema confiable para identificar a los mineros autorizados que bajaban al pozo. Ellos nos explicaron que las huellas dactilares y la identificación facial a veces no funcionaban porque las manos y caras de los mineros estaban cubiertas de polvo de carbón", recuerda Ma.

El sistema de IrisKing fue instalado en grandes minas a lo largo del país.

Esta compañía también desarrolló productos y soluciones de identificación por el iris en muchas otras áreas, incluidas banca, seguridad pública, gobierno y aplicaciones para controlar el acceso.

Con el rápido desarrollo de las tecnologías de inteligencia artificial, China también ha actualizado su tecnología de identificación por iris, y un número creciente de empresas trabajan en esta área.

IrisKing aplicó su tecnología a una plataforma nacional para luchar contra el tráfico de niños. Se han establecido más de 400 lugares de recogida de iris en todo el país, donde los padres pueden escanear voluntariamente el iris de sus hijos y almacenarlos en la base de datos. Cuando un niño desaparece o no se puede encontrar, un escaneo del iris puede identificarlo mucho más rápido que empleando el ADN.

La identificación por el iris es una tecnología relativamente nueva. Con el incremento de su uso, esta tecnología está ganando la aceptación del público y el mercado está madurando, indica Ma.

"Continuaremos la mejora de la tecnología para ofrecer mejores experiencias de uso. Por ejemplo, hemos desarrollado cerraduras de puertas inteligentes que emplean la identificación por el iris y sistemas antifatiga para vehículos, lo que puede hacer la vida más conveniente", desvela Ma.

La identificación por el iris suele requerir la cooperación de los usuarios, que tienen que mirar a la cámara y, además, es muy difícil a unos pocos metros. Por eso, el equipo de Tan comenzó a desarrollarla a larga distancia hace varios años y ha conseguido que pueda funcionar a cinco metros de distancia. Eso significa que con una simple mirada a la máquina, incluso desde una distancia relativamente larga, se complete el proceso de escaneo.

MERCADO GLOBAL

De acuerdo con la firma Transparency Market Research, el mercado biométrico global crecerá hasta 23.300 millones de dólares en 2020, y se espera que el segmento de tecnología de identificación por el iris se expanda a una tasa del 28,6 por ciento anualmente y llegue a 2.450 millones de dólares para 2020.

Ma apunta que IrisKing ya ha logrado una participación en el mercado global, y sus productos y servicios fueron exportados a Estados Unidos, la India y países de África y Medio Oriente.

La identificación por el iris ha sido utilizado ampliamente en muchos países para campos que necesitan una alta seguridad, como seguridad nacional, el combate contra el terrorismo y la seguridad social.

La India ha iniciado un programa nacional para recopilar dados biométricos, entre los que se incluyen los datos del iris de cada ciudadano. Singapur ha lanzado la identificación por el iris para tarjetas de identificación, pasaportes, inmigración y despacho de fronteras.

"Estos programas muestran una aplicación creciente de la identificación por el iris, lo que también brinda oportunidades de negocios para nuestra empresa", señala Ma.

"Nuestro objetivo es ofrecer tecnología y productos de identificación por el iris de clase mundial para la vida diaria con mejores experiencias de uso y menores costos", concluye. Fin