Nueva Yiork, 23 de agosto,- Héctor Acosta "El Torito" ha tenido una presencia internacional formidable. Eso lo demuestra como llena a toda capacidad los teatros clubes y espacios abiertos en los que se presenta, convirtiéndolo en uno de los artistas dominicanos más taquilleros.

El pasado fin de semana amenizó varias fiestas y conciertos en la Costa Oeste de Estados Unidos, en establecimientos que si bien es cierto asisten dominicanos, no menos cierto que en su mayoría son de otras nacionalidades, lo que habla muy bien de la penetración que ha tenido "El Torito" en otros mercados.

El periplo del intérprete de "Amorcito enfermito" y "Sin merengue no hay fiesta", inició el viernes en el teatro Mayan en Los Ángeles, al día siguiente en el Centro de Eventos Rocapulco de San Francisco, California y el domingo en Linwood Park, en Los Ángeles.

Videos colgados en las redes sociales del merenguero/bachatero dan cuenta de las inmensas filas que se han producido hasta tres y cuatro horas antes de iniciar sus shows, de gente intentando accesar a los centros de diversión donde se presenta.

Pero no debemos dejar de consignar que tuvo una presentación histórica en el yate Infinity, en Nueva York, que estuvo tan atestado de gente (se habla de 2 mil personas), que por cuestiones de seguridad no pudo zarpar y hacer su acostumbrado recorrido, teniendo "El Torito" que cantar con la embarcación en puerto.

Héctor Acosta "El Torito", quien es representado en el extranjero por Nelson Torres (Nelson Records), continúa este fin de semana su tour de actuaciones en Minnesota, Chicago y Memphis, ciudades donde usualmente no hay presencia de artistas dominicanos, pero donde él tiene gran demanda.

De igual forma "El Torito" se prepara para protagonizar el próximo 8 de octubre un concierto en el prestigioso y respetado Carnegie Hall, de Nueva York, escenario de consagración para un artista y en el que presentará "La gala del merengue y la bachata".

"Dejaré mi alma y corazón en esta gala, ya estoy ansioso que llegue ese día, me llena de satisfacción y orgullo poder subir a ese gran escenario. Lo mejor para mí será elevar al máximo la dominicanidad", proclamó el artista.

Dijo que "estaremos con todo el sentimiento de la bachata y la alegría del merengue, los invito a ser parte de la historia en esta emblemática sala del Carnegie Hall".