Matías Ramón Mella, hijo de Antonio Mella y Francisca Castillo, nació en ciudad de Santo Domingo, el 25 de febrero de 1816. A la Sociedad Secreta La Trinitaria, con el liderazgo de Juan Pablo Duarte, ingresó y se destacó como uno de los principales colaboradores del líder de Los Trinitarios. Fue uno de los firmantes del manifiesto del 16 de enero de 1844, que expresa la firme resolución del pueblo de separarse para siempre de la República Haitiana y constituirse en Estado libre y soberano".

Mella tuvo el honor de disparar el trabuco que anunció el nacimiento de la República Dominicana, el 27 de febrero de 1844, en la Puerta de la Misericordia. Y fue miembro de la Junta Central Gubernativa cuando los trinitarios sacaron del organismo a los conservadores.

Luchó por la independencia nacional asumiendo múltiples riesgos. Cuando la República fue anexada a España se entregó a la resistencia por la Restauración de la República. Una enfermedad repentina lo sacó de la línea de combate del Ejército Restaurador. El 17 de marzo de 1864, enfermo, fue escogido Vicepresidente del Gobierno Restaurador.

Falleció en Santiago, el 4 de junio de 1864. Para cumplir un deseo suyo, el cadáver fue envuelto en la bandera nacional. Recordemos a Mella como uno de los padres fundadores de la República Dominicana, que enseñó la entrega a la Patria sin condiciones.

Honremos siempre la memoria del prócer que disparó el trabuco para anunciar el nacimiento de República Dominicana. Hoy es el día del nacimiento de Matías Ramón Mella, ocasión para recordarlo con respeto y admiración. Como el soldado que sirvió a la República con entrega patriótica.

!Honremos su memoria!