A esta hora el país tiene que estar concentrado en los temas de la agenda de la Nación. Ha habido tiempo para celebrar y tiempo para patalear. Sin embargo, la oposición política que no recibió el apoyo de la mayoría de las ciudadanas y ciudadanos aún se resiste a aceptar los resultados de la voluntad popular expresada en las urnas el pasado 15 de Mayo.

La política enseña que en lugar de ese comportamiento a esta hora la oposición debió estar en reflexión para encontrar una explicación al rechazo que sufrieron sus candidatas y candidatos. De igual modo, con una decisión respecto a su participación en el conocimiento de la agenda de la Nación para enriquecerla con sus ideas. Cuando termina un proceso electoral los que pierden corren el riesgo de perder de nuevo si no comprenden lo ocurrido y actúan en consecuencia.

El presidente Danilo Medina, reelecto para el período constitucional 2016-2020, en el acto que encabezó el 16 de Mayo recién pasado para celebrar su triunfo, llamó a los adversarios a integrarse al proceso por el bien de la República Dominicana. En el local de su comando de campaña, en la avenida Sarasota de la capital, acompañado por su esposa Cándida Montilla, sus hijas Vanessa, Ana Paula y Sibeli, solicitó a todas las autoridades electas, sin importar bandería política, que se sumen a su gestión para llevar a cabo un gobierno que pueda alcanzar los mejores logros en beneficio de la Nación. Ha recordado que el pueblo votó por un presidente con el que se puede conversar por la calle y al que le duele el dolor de la gente. "Eso tenemos que asumirlo si queremos seguir gobernando al país".

Contó que en sus visitas sorpresa privilegió a 14 provincias que no votaron por él en las elecciones de 2012. En lugar de responder de la misma manera desde el Gobierno, fue sistemáticamente a resolver los problemas de esa gente, porque en vez de sentirse herido, sintió que no estaban conformes. Esto explica el cambio que se expresó a su favor en las elecciones generales del 15 de Mayo. Y recordó que "hizo una campaña sin herir a nadie, sin la necesidad de atacar a ninguno de mis adversarios. Nunca herí de palabras ni de hecho a ninguno de mis competidores porque no creo en la confrontación de los agravios, yo creo firmemente en la confrontación de las ideas".

Dijo que el pueblo votó por un presidente con el que se puede conversar por la calle y al que le duele el dolor de la gente. "Eso tenemos que asumirlo si queremos seguir gobernando al país". Su mensaje es para parciales y adversarios. La campaña electoral terminó con las elecciones del 15 de Mayo. Ahora la atención de los líderes tiene que estar centrada en la agencia de la Nación.

Como dijo Danilo Medina en la presentación de su propuesta electoral: "Es hora de hablar de los grandes compromisos. Es hora de hablar de propuestas concretas. Es hora de explicar, exactamente, cómo vamos a llevar a cabo la mayor transformación que haya visto nuestro país en su historia moderna". Para impulsar políticas sociales y económicas que contemplan "Poner a las grandes mayorías populares de la República Dominicana en el centro de todas las políticas, especialmente, de las políticas económicas y sociales. Sacar a un millón y medio de dominicanos de la pobreza y elevarlos a la clase media.

Generar 400,000 nuevos puestos de trabajo. Y dinamizar el turismo, la agropecuaria, la micro, pequeña y mediana empresas, la industria y las zonas francas".

De igual modo, garantizar la dinamización de la economía social y solidaria. El presidente Danilo Medina ha asumido el compromiso de mejorar por igual la vida de las mujeres y de los hombres: de las familias, de los que viven en el extranjero, de los deportistas, artistas e intelectuales; de los discapacitados, de los enfermos, de los más vulnerables, de los más humildes, de los que menos tienen. Y preservar la unidad de la patria y hacer un gobierno de unidad nacional, con todos y para todos. Es hora de que la oposición se sume al proyecto de Nación.

Hacer lo contrario, sería desaprovechar la oportunidad de servir al pueblo dominicano desde la oposición. Pensar que oposición es llevar siempre la contraria al Gobierno, es no entender la vida en democracia.

La oposición política debe responder el llamado del presidente Danilo Medina, con ideas novedosas y progresistas por el bien del país. Hacer lo contrario es abandonar la oportunidad de recuperar la fortaleza que necesita la oposición política en un sistema democrático. Y, lo más importante, incidir en el debate público que hará posible las transformaciones que requiere la Nación para el disfrute de la colectividad nacional.

"Tengo el firme compromiso de hacerme cargo de la realidad de la República Dominicana, especialmente de la realidad en que viven los que más sufren. ¡No tengan dudas, ellos serán mi prioridad! Tengo la firme decisión de tomar el timón de nuestro país y conducirlo por el camino de la transformación y el progreso continuo". La oposición tiene que participar en el proyecto que le presenta el Presidente Medina.

Es ahí que tiene que centrarse la atención de los dominicanos y dominicanas, para que sea posible la transformación y el progreso continúo. El liderazgo sin importar bandería política tiene que ser innovador.(Vanguardiadelpueblo)