Diariodominicano.com

Santo Domingo, RD, 9 de agosto de 2020.- El vicepresidente ejecutivo de la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (CONFENAGRO), licenciado Hecmilio Galván, advirtió que la situación del sector agropecuario es difícil actualmente y que para volver a recuperarse de los daños causados por la pandemia del Covid-19 y la tormenta Isaías, se debe capitalizar la producción, porque las pérdidas son hasta ahora incalculables.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 8:00 a 9:00 de la mañana, por RNN Canal 27, sostuvo que aunque el Ministerio de Agricultura no ha rendido un informe sobre la situación del sector, las pérdidas son mil millonarias.

"Hay una situación de reducción de la producción a nivel general, probablemente producto de todos estos elementos que estoy planteando y eso evidencia los precios, que han variado hacia el alza producto de los niveles de escasez que pudiéramos estar viviendo", subrayó.

Aunque entiende que actualmente no se siente mucho, dijo que le preocupa la llegada de la Navidad, donde aumenta el consumo de pollo, cerdo y todos los alimentos.

Galván expuso que los sectores afectados son los productores de pollos, que deberán recapitalizarse para volver a producir, frutales, ganadería de leche, plátano, cerdo y otros.

El economista dijo que la concesión de un crédito preferencial para los productores sería ideal, así como la capitalización del Banco Agrícola, que permita identificar cómo están las empresas y, a partir ahí, recapitalizar las empresas agropecuarias.

Galván aseguró que el ministro de Agricultura que se instalará en el gobierno del presidente electo, Luis Abinader, a partir del 16 de agosto, deberá realizar un levantamiento de los productores que están afectados por la situación.

"A partir de ahí, nosotros estamos recomendando una serie de acciones concretas, que se puedan implementar de manera directa sobre los productores", acotó.

Comentó que el sector agropecuario venía arrastrando una sequía desde el 2019 y principios de este año, y que cuando llegó la pandemia del Covid-19 lo encuentra con excedentes de productos, cierre de mercados y los canales de comercialización.

Galván consideró que debió tomarse medidas para evitar la producción de ese excedente, porque la gente necesita comer y restaurantes, hoteles y paradores tuvieron dos meses cerrados.

Indicó que también el sector agropecuario está siendo afectado por la caída de las exportaciones, especialmente por la vía aérea, con el cierre por un varios meses de los aeropuertos, donde se transportan frutas y vegetales.

"Entonces nos vimos afectados con esta crisis de excedentes y hubo grandes pérdidas de los productores, todavía no hemos cuantificado, no se ha hecho un informe por parte del Ministerio de Agricultura, pero esas pérdidas son mil millonarias", subrayó.

El dirigente agropecuario planteó que "estamos hablando de miles de millones en muchos sectores donde los precios bajaron", citando la cotización del pollo, de entre RD$25 y RD$27 bajó a RD$12 y los vegetales, que estaban prácticamente "regalados".

"Todo eso lo vivimos en los meses de abril, mayo y ahora en el mes de julio llega la tormenta Isaías como para darle el último golpe a la producción agropecuaria, sobre todo a los sectores que quizás no habían sufrido tanto", acotó.

Indicó que el arroz en la zona Este del país fue afectado por la tormenta y el cacao y la ganadería, en cuya área de cultivo fueron destruidos los caminos vecinales, además de que en el país entero los sembradíos de plátano también sufrieron.

Reforma del sector agropecuario

El vicepresidente de CONFENAGRO, Hecmilio Galván, destacó la preocupación del presidente electo, Luis Abinader, por la situación del sector agropecuario, donde augura que se puedan producir reformas profundas y tomar medidas en las cerca de 30 instituciones que forman parte del área.

Afirmó que las leyes agropecuarias, que son de los años 50 y 60, deben ser actualizadas, porque ya la producción agrícola no es la misma de esa época.

Citó las leyes que rigen la sanidad agropecuaria, que datan de 1955 y 1958, cuando todavía muchas de las enfermedades de las que afectan al sector actualmente no se habían descubierto.

Galván manifestó que ley 8, que rige el Ministerio de Agricultura es ley de 1965 y no responde a la realidad actual para que esa institución pueda cumplir con su rol.

Asimismo, enumeró también la ley que norma el Instituto Agrario Dominicano (IAD), la cual es de los años 60 y esa institución, a su juicio, no tiene función alguna actualmente porque ya no hay reforma agraria.

"Las instituciones agropecuarias están absolutamente desfasadas, no cumplen con su rol, no hacen nada por el sector agropecuario, pero yo no creo que es porque ellos no quieren, es porque tuvieron diseñadas para una época, para un momento en que ya no son esos mismos problemas", adujo.

federico mendez nova <federico.mendeznova@gmail.com>