Las Big Tech en tiempos de COVID-19

Por: Frederick López

No me gustaría parecer un inquisidor del siglo XV, pero nuevamente el momento que vivimos y el comportamiento de la tecnología frente al negocio me trazan el tema del mes y tener que citar un articulo anteriormente escrito que da en la diana con la situación actual.

El año pasado escribí un artículo "Efecto Silicon Valley", en el cual explicaba como la gran revolución tecnológica que mayormente se originó en la zona Sur del área de la Bahía de San Francisco, había generado nuevos esquemas de negocios y forzado el cambio de diversos modelos de negocios tradicionales. Hice hincapié que, si sectores y empresas bajo modelos de negocios tradicionales no se montaban en transformación digital e innovación, estarían perdidos.

La crisis del Coronavirus ha impactado de tal manera que ha cambiado los hábitos normales de toda la población mundial, creando un estancamiento en diversos sectores de la economía. Las medidas preventivas contra el virus han irrumpido con la operación habitual de diversas áreas productivas.

Mientras que otras compañías han visto dispararse la demanda de sus servicios, principalmente el área de tecnología basados servicios en línea. Mark Zuckerberg ha dicho esta semana que el tráfico de video llamada y mensajería ha explotado, Amazon anunció la contratación de 100,000 trabajadores de almacén para satisfacer la demanda. También Microsft ha expresado, un aumento de 40% en la utilización de softwares de colaboración.

A pesar de que las acciones de las Big Tech como, Google (Alphabet), Apple, Amazon, Facebook y Microsoft han perdido colectivamente 1 trillón de dólares en el mercado de valores, desde hace un mes. Se espera que a final de año luego que cese la crisis, las Big Tech surjan más fortalecidas que nunca gracias a los cambios de hábitos que pudieran permanecer el tiempo.

El escenario que plantea los estudios hechos para el cierre del año no sería nuevo. Está el caso de Apple, que salió más fortalecida luego de la crisis financiera del 2008.

Según diversos análisis, esta crisis dejará marcada profundamente a todas las sociedades y permanecerán muchos de los hábitos que hoy día se ven como obligatorios. Amazon antes de esta crisis no había podido atraer un número considerable de clientes para el servicio de comestibles. Con la necesidad de continuar en casa y el temor a visitar lugares concurridos, como los supermercados, dicho servicio de Amazon se ha disparado.

Pero no se detiene ahí. Según encuestas, personas que nunca se habían atrevido a demandar el servicio, se han sentido muy satisfechas y expresan altas posibilidades de volver a utilizar el servicio pasado la crisis.

Con las salas de cines cerradas y la recomendación de permanecer en casa, se ha disparado abismalmente el tráfico de aplicaciones, plataformas de redes sociales y video streaming. La descarga de la aplicación de Netflix ha saltado en 66% en Italia y un 35% en España, según Sensor Tower. En Estados Unidos, donde la empresa está muy bien establecida ha sido de un 9%. Los gobiernos de Europa les solicitaron a Netflix reducir la calidad de los videos, porque el tráfico de este servicio estaba afectando la red de internet de la región.

También, para el caso de mensajería de texto y voz sobre Whatsapp se ha incrementado de manera escandalosa el trafico de estos servicios. Para que tenga una idea, según explicó Mark Zuckerberg el pico más alto que experimenta dicha plataforma, es en la víspera de año nuevo. Peor, Zuckerberg ha dicho que en la última semana están más allá de aquel pico en año nuevo.

Aunque debemos resaltar que muchas grandes empresas basadas en tecnología, con modelo de negocios innovador, han sido fuertemente afectadas, como Uber y Airbnb. Por la naturaleza de los servicios de estas compañías, no tienen como esquivar esta envestida que ha provocado la pandemia.

Las Big Tech están demostrando porqué ocupan los primeros lugares en los rankings de las principales empresas en el mundo. A pesar de que en los últimos años han tenido que luchar con criticas e investigaciones de legisladores y reguladores, más esta crisis ocasionada por la pandemia y el incremento exponencial en la demanda de sus servicios, estas empresas han mantenido a flote la entrega de sus servicios. Y, al parecer, cuando todo vuelva a tomar su curso, saldrán más fortalecidas que nunca.

Todo indica que estas empresas (Big Tech) hicieron la tarea sobre lo que es un plan de continuidad del negocio (BCP, sus siglas en ingles), en tanto que otras, al parecer pasaron por alto este concepto o por no ser capaces de reformular sus modelos de negocios, han sido las grandes afectadas. En muchas empresas, ésto ha provocado el cierre de sus puertas u operar con mucha precariedad, impactando fuertemente al negocio.

La incapacidad podría tener un alto costo que vaya más allá de la crisis, porque es muy probable que algunos clientes no vuelvan a demandar sus servicios, porque durante la crisis hayan explorado nuevos modelos que le satisfaga y le dé mayor seguridad.

El autor es: Frederick López, ingeniero y consultor en materia ITSM.