diariodominicano.com

BRASILIA, 11 feb (Xinhua) -- Cinco de cada diez industrias brasileñas se enfrentan a problemas de escasez de trabajadores calificados, según una encuesta divulgada hoy por la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

Según la encuesta, la falta de trabajador calificado empeorará a medida que aumente el ritmo de expansión económica, y se convertirá en uno de los principales obstáculos para el crecimiento de la productividad y la competitividad del país.

El estudio precisó que en la industria manufacturera, el sector de los biocombustibles es el que enfrenta más dificultades, con 70 por ciento de las empresas enfrentando problemas relacionados a la falta de mano de obra calificada.

Detalló que aunque esta problemática afecta a todas las áreas de las empresas, es mayor en el sector de producción.

El 96 por ciento de las empresas que reportan falta de trabajadores calificados dice tener dificultades para contratar operadores, y el 90 por ciento para encontrar trabajadores de nivel técnico.

"Los mayores impactos son en la productividad de la empresa y la calidad del producto. En otras palabras, el problema afecta directamente la competitividad de la industria brasileña", señaló la encuesta.

Según la CNI, el perjuicio por la falta de mano de obra calificada sobre el objetivo de adquirir y absorber nuevas tecnologías es mayor en las grandes industrias, con el 31 por ciento, mientras que entre las pequeñas industrias el índice llegó al 13 por ciento.

Pese a que los encuestados están de acuerdo en que las empresas necesitan invertir en la calificación de los trabajadores, el 88 por ciento de los empresarios dicen tener problemas para invertir en la capacitación de la fuerza laboral.

Para este grupo, el principal obstáculo, con el 53 por ciento de las citaciones, es la mala calidad de la educación básica.

En ese sentido, el estudio destacó que la cuarta revolución industrial está promoviendo cambios significativos en las habilidades de los trabajadores.

"Ante este desafío, la educación básica debe hacer hincapié en las áreas de STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas) y fomentar la interdisciplinariedad, la resolución de problemas y el desarrollo de la capacidad de tomar decisiones", recomendó la CNI.

La entidad señaló que Brasil "paga caro" el haberse enfocado en la escuela secundaria generalista centrada en la educación superior, pues sólo "aproximadamente 2 de cada 10 estudiantes que completan la escuela secundaria llegan a la educación superior".

Por ello, subrayó que "el resto de los estudiantes, incluidos los que abandonaron la escuela secundaria por falta de perspectivas, entran en el mercado laboral sin preparación, sin una profesión".

El estudio recordó que en Brasil sólo el 9,7 por ciento de las matrículas de secundaria están en cursos de educación profesional, frente a países como Alemania, Dinamarca, Francia y Portugal en donde este porcentaje supera el 40 por ciento y en Austria y Finlandia llega hasta el 70 por ciento.

Ante esto, la entidad apuntó que la solución del problema depende de acciones a corto y mediano plazo para capacitar a la fuerza de trabajo, así como mejorar la calidad educativa.

"Inmediatamente, se necesita un esfuerzo para calificar y reciclar la fuerza de trabajo. A largo plazo, es necesario intensificar los esfuerzos para mejorar la calidad de la educación básica en el Brasil, dando prioridad a la educación profesional", señaló.

El sondeo de la CNI fue realizado a inicios de octubre de 2019, con 1.946 industrias manufactureras y extractivas en todo el país. Fin