Washington, 3 dic (Prensa Latina) Las acciones estadounidenses en el mercado de valores cayeron hoy tras la sugerencia del presidente Donald Trump de que un acuerdo comercial con China podría retrasarse hasta después de las elecciones norteamericanas de 2020.

De acuerdo con el canal CNBC, el promedio industrial Dow Jones se desplomó más de 400 puntos (1,4 por ciento) poco después de la campana de apertura de este martes, fundamentalmente por el comportamiento de firmas como Apple, Caterpillar y 3M, vulnerables al comercio, antes de recuperarse ligeramente.

A su vez, el índice S&P 500 cayó 1,2 por ciento en medio de pérdidas en existencias de chips como Nvidia, Micron y Advanced Micro Devices; y el compuesto Nasdaq también perdió 1,3 por ciento.

'De alguna manera, me gusta la idea de esperar hasta después de las elecciones para el acuerdo con China, pero ellos quieren llegar a un acuerdo ahora y veremos si será correcto o no', declaró Trump a la prensa durante una visita al Reino Unido.

Ante la pregunta de si tenía una fecha límite para ese pacto, que pondría fin a la guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, el gobernante republicano agregó que no existe tal plazo.

No tengo fecha límite, no. De alguna manera, creo que es mejor esperar hasta después de las elecciones si quieren saber la verdad, respondió el jefe de la Casa Blanca, cuya polémica política arancelaria y los continuos enfrentamientos con el gigante asiático han provocado inestabilidad en los mercados a lo largo del año.

China y Estados Unidos anunciaron en octubre pasado que alcanzaron la fase uno de un acuerdo comercial, pero los términos aún no se han esclarecido ni el mecanismo ha sido firmado formalmente, además de que todavía enfrenta obstáculos económicos y políticos.

La influencia de las palabras de Trump en los mercados también se hizo sentir luego de que la cadena de televisión Fox News informó ayer que la Casa Blanca aún planea avanzar con aranceles sobre productos chinos programados para el 15 de diciembre, a pesar de las negociaciones en curso.

Ian Lyngen, jefe de estrategia de tasas de Estados Unidos en la firma BMO Capital Markets, consideró que el pronunciamiento del presidente norteamericano este martes tiene varias lecturas potenciales, la primera de las cuales sería asumir que la guerra entre los dos países será una faceta semipermanente en comercio mundial durante el próximo año.

Asimismo, reconoció que existe la probabilidad muy real de que Trump simplemente esté aumentando las apuestas como táctica de negociación.

En esa misma línea, Chris Rupkey, economista financiero jefe del grupo MUFG, sostuvo que 'esa película se ha visto muchas veces', al señalar que Trump arroja comentarios durante las conversaciones comerciales que son una táctica de negociación, sobre todo cuando dice que China quiere un acuerdo más que él.

rgh/mar