Diariodominicano.com

La Habana, 1 dic (Prensa Latina) El cambio de matriz energética en Cuba incluye cubrir el 24 por ciento de la generación eléctrica para 2030 mediante sus fuentes renovables de energía, y un ahorro considerable de combustible fósil, informaron hoy especialistas

Específicamente, ahorraría aproximandamente un millón 800 mil toneladas (t) con lo cual dejaría de emitir anualmente más de seis millones de t de dióxido de carbono, declaró al diario local Juventud Rebelde la especialista de la Dirección de Energías Renovables del Ministerio de Energía y Minas, Marlenis Águila.

Economizaría también millones de dólares porque cada t de combustible que compra el país equivale aproximadamente a 700 dólares americanos, añadió.

La funcionaria dijo a esa publicación que ya están en marcha las principales inversiones para instalar bioeléctricas, tecnología solar fotovoltaica, parques eólicos y pequeñas centrales hidroeléctricas.

Ello supondrá una generación de más de dos mil megawatt/hora mediante las fuentes no contaminantes, afirmó al añadir que esos programas de inversión son priorizados por el Estado cubano porque contribuirán a la independencia energética.

Águila agregó que para ello es necesario un financiamiento cercano a los tres mil millones de dólares, y tiempo para construir, fabricar, montar y poner en marcha.

Resaltó que el programa solar fotovoltaico es de los más adelantados hasta el momento.

Comentó al respecto que la potencia instalada en los 67 parques existentes representa el 22,4 por ciento de los 700 megawatt que se proyecta generar en 2030 con esta tecnología, y significa ahorro de combustible, fundamentalmente de diésel.

mem/lbp