Atlanta ? Altria, fabricante de Malboro en EEUU, lanzó recientemente su dispositivo de tabaco calentado IQOS, el cual fue aprobado en abril de este año por la Administración de Alimentos y Medicamentos, estableciendo pautas estrictas de comercialización destinadas a garantizar que solo los fumadores adultos usen este dispositivo de tabaco calentado.

"Seguiremos de cerca el mercado, incluida la forma en que la empresa comercializa estos productos, y tomaremos las medidas necesarias para garantizar que su venta continua en los Estados Unidos siga siendo apropiada. Nos aseguraremos de que la empresa cumpla con las restricciones de comercialización de la agencia para evitar el acceso y la exposición de los jóvenes", dijo el director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA, Mitch Zeller.

Altria y Phillip Morris International comenzaron a desarrollar IQOS cuando las compañías aun estaban combinadas. PMI dirigió el trabajo una vez que se separó de Altria en 2008, logrando lanzar el dispositivo en Nagoya, Japón y Milán en 2014. Desde entonces ha sido introducido en 49 mercados, siendo Estados Unidos, específicamente Atlanta, el último hasta el momento.

Este lanzamiento se produce en medio del pánico público por el brote de enfermedades pulmonares, que ha causado muertes y que funcionarios de la salud de EE.UUU han rastreado hasta el vapeo. Sin embargo, Michael Lavery de Pipel analista de Piper Jaffray, catalogó como perfecto el momento en que fue introducido este producto al mercado. "No creo que esperaban la incertidumbre de los consumidores a cerca del vapeo, coincidiendo con lanzamiento de IQOS en los Estados Unidos", dijo Lavery.

A diferencia de los cigarrillos electrónicos, este dispositivo usa tabaco real, lo calienta en lugar de quemarlo, evitando el proceso químico que ocurre al fumar un cigarrillo que produce toxinas dañinas. Es un dispositivo tipo bolígrafo, al que los usuarios le insertan una barra de calor marca Malboro, que parece un cigarrillo grueso y no produce olor.

La revisión de la FDA encontró que el aerosol que produce este dispositivo contiene menos químicos tóxicos que el cigarrillo del humo. También encontró que muchas toxinas identificadas están presentes en niveles más bajos que el humo del cigarrillo. Sin embargo, aún no puede anunciarse como menos dañino, a menos que la FDA permita que Phillip Morris International lo haga.

Dentro de las restricciones impuestas por la Administración de Alimentos y Medicamentos a este producto está, el impedimento de que se anuncie en radio o televisión, puesto que IQOS cumple con la definición legal de un cigarrillo. De igual forma, Altria debe enviar anuncios a la FDA 30 días antes de la publicación, establecer una verificación de edad e identificación independiente para las ventas en línea y divulgar su afiliación cuando use personas influyentes para promover el dispositivo, entre otros requisitos.

La compañía eligió Altanta como su mercado de lanzamiento porque es una ciudad centrada en la tecnología. Altria monitoreará los resultados antes de llevarlo a otras ciudades, aunque ha dicho que planea expandirse rápidamente. Abrirá otra tienda en Mall of Georgia, así como tiendas móviles en la ciudad y kioscos emergentes en sus tiendas existentes.

Dahiana de los Santos