-"En el país urge una normativa sobre Etiquetado que garantice la protección de los consumidores y usuarios de servicios; pues la salud de la población depende de la fortaleza institucional que se tenga como nación", Altagracia Paulino.

Santo Domingo, R.D.-El Observatorio Nacional para la Protección del Consumidor (ONPECO) anunció que entregará a los diferentes bloques de los partidos políticos con representación en el Congreso Nacional una propuesta de Ley Especial sobre Etiquetado en República Dominicana.

El anunció lo hizo la licenciada Altagracia Paulino, quien forma parte de la directiva del ONPECO e informó que en el país urge una normativa sobre Etiquetado que garantice la protección de los consumidores y de los usuarios de servicios; pues la salud de la población depende de la fortaleza institucional que se tenga como nación.

Sostuvo que ahora mismo hay cinco leyes, una norma y disposiciones diversas sobre el mismo tema pero ninguna se cumple; de ahí la necesidad de que los líderes del Congreso asuman una posición sobre un tema que pasa desapercibido pero que es más importante de lo que se puede pensar porque "a veces nos enfermamos y no sabemos que pudo evitarse en el uso o consumo de un producto que debía reglamentarse".

Informó que el periplo inicia hoy a las 10:00 de la mañana por el Bloque del Partido de la Liberación Dominicana, respetando el orden de las citas concertadas con los voceros de los distintos Partidos representados en el actual Congreso Nacional.

De acuerdo con ONPECO, el incumplimiento de las leyes existentes referentes al etiquetado de los productos preenvasados conduce a los ciudadanos en su relación con el mercado, que son todos los consumidores, a tomar decisiones erróneas referentes a la información requerida para que su inversión, en el caso de la alimentación, por ejemplo, sea también beneficiosa para su salud y bienestar.

Una regla general, prevista en al menos cinco leyes y en una norma técnica, como la Nordom 53, revisada en el 2014, se establece que la información en las etiquetas de los alimentos debe estar expresada en el idioma español, lo cual no se ha cumplido, y tenemos un mercado abierto donde se expenden productos de todo el mundo y en todos los idiomas del planeta.

Precisa la entidad de protección al consumidor que la Ley General de Salud, número 42-01 establece en su artículo 125 que "toda persona tiene derecho a exigir que los alimentos que adquiera o que reciba a cualquier título, sean sanos y correspondan, en su calidad, naturaleza y seguridad, a las declaraciones contenidas en su rotulación y promoción o a la que el proveedor emita, en la venta o entrega"

La Ley número 358-05 de protección de los Derechos del Consumidor reconoce como uno de los derechos fundamentales del consumidor el acceso a información veraz, clara, oportuna, suficiente, verificable y escrita en el idioma español sobre los bienes y servicios ofrecidos en el mercado, que permita elegir conforme a sus deseos y necesidades, como forma de prevenir cualquier riesgo que el contenido pudiere representar.

La propuesta de Ley de ONPECO trata, además, sobre la publicidad de productos, incluyendo los dirigidos a la alimentación de los niños e infantes, cuya publicidad está prohibida en la Ley número 8-95, que declara prioridad nacional la promoción y fomento de la lactancia materna, pero tampoco se cumple y se ve la promoción de subsidiaria de la leche materna, en franca violación a una ley que ya tiene 24 años y nunca se ha aplicado.

La propuesta de Ley Especial sobre Etiquetado que presenta ONPECO ante representantes del Congreso Nacional, establece que la disposición del etiquetado o rotulado de los alimentos, debe cumplir con todos los requisitos obligatorios como denominación de origen, nombre, proveedor, importador, fecha de vencimiento, condiciones de uso, peso, contenido neto, volumen, ingredientes y demás requisitos normativos del país.

Como todas las leyes referentes al rotulado existentes en el país fueron promulgadas en el presente siglo y las mismas todavía no han sido aplicadas, y en vista de que varios países de la región han asumido el rotulado octagonal para que las etiquetas, además de lo previsto incluyan la cantidad de grasas, azúcares, sales, alergenos, entre otros aditivos que puedan afectar la salud, entendemos que la Ley Especial que estamos proponiendo sea similar a las asumidas en Chile y Perú, y en México que en la actualidad también discute en su Congreso su Ley de Etiquetado.

Con una ley como la que proponemos desde este Observatorio, se busca que el consumidor ejerza su derecho a saber cómo invierte en su alimentación que es igual que invertir en su salud, un derecho fundamental, como también lo es el derecho del consumidor a estar debidamente informado, a fin de que pueda ejercer su derecho a elegir y a tomar decisiones acertadas.

Informaciones sobre resultados de investigaciones realizadas por expertos indican que existen azúcares, grasas y sales ocultas en muchos alimentos y que son causantes de enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y problemas renales, entre otras enfermedades prevenibles.

Recordó el ONPECO que la Organización para la Cooperación Internacional (OCDE) ha planteado que la información le debe llegar al consumidor no solo en su propio idioma, sino en el dialecto que se hable en cada rincón del mundo destinatarios del producto para que esas personas cuenten con la información debida a la hora de hacer su inversión en los alimentos.

En nuestro país también las Leyes número 64-00 de Medio Ambiente plantea el tema del etiquetado, la número 42-08 que regula la Competencia, la número 559-16 que crea el Sistema Nacional para la Soberanía Alimentaria, la número 166-12 que crea el Sistema Dominicano para la Calidad (SIDOCAL) y la número 219-15 sobre Seguridad de la Biotecnología. Todas estas disposiciones legales citadas refieren la necesidad de un etiquetado transparente, y ninguna se cumple, por lo que entendemos que esta propuesta, al convertirse en ley no debe ser una más, sino la que obligue a respetar los derechos de los ciudadanos en su relación con el mercado: los consumidores, en base a la transparencia en la información.