En el acto de puesta en circulación del Directorio Comercial e Industrial de RD del 1955, se observa que en el país se registraban 1,075 industrias en el 1936, época que solo el excedente de la producción local era destinada a las exportaciones, porque estaba concentrada en el consumo criollo

Santo Domingo, RD.- El ex Secretario Técnico de la Presidencia, doctor Fabio Herrera Roa, afirmó el miércoles que en la última década del régimen de Rafael Leónidas Trujillo, el 60 por ciento de la producción industrial del país estaba monopolizada por el jefe del gobierno de ese entonces, y que por ser del interés personal del tirano, numerosas empresas alcanzaron altos niveles de desarrollo.

El también ex representante en Europa del Centro Dominicano de Exportaciones expresó que es notable como se puede detectar el tinglado de monopolios que formaba la estructura económica del régimen que incluía los sectores productivos de la sal, carne, leche procesada, tabaco, pintura, calzados, agua, seguros, vidrio, aviación, cemento, papel, clavos, botellas, vidrio, mármol, medicinas, entre otros.

El doctor Herrera Rosa, quien además ocupó la presidencia de la Confederación Patronal de la República Dominicana, realizó el prólogo y la presentación del Directorio Comercial e Industrial de la República Dominicana del año 1955, una guía oficial de negocios del país de más de 6 décadas, con informaciones sobre el panorama económico criollo en esa época y que representa un parámetro importante para medir el avance histórico de esos sectores productivos.

Esta nueva publicación, impresa por Sociedad Dominicana de Bibliófilos (SDB), fue puesta en circulación el pasado miércoles 21 de agosto, en un acto que contó, además, con las palabras del presidente de esa entidad, licenciado Dennis Simó, en la Capilla de los Remedios, en la Ciudad Colonial, con la asistencia de directivos y miembros de la entidad cultural, investigadores, intelectuales, escritores, periodistas e invitados especiales.

El "Directorio comercial e industrial de la República Dominicana del año 1955" es una guía que recoge una amplia descripción del desarrollo industrial, minero, de política comercial y sobre banca y moneda.

La referida publicación tiene cuatros comparativos con las estadísticas oficiales de las importaciones y exportaciones desde el 1942 al 1954, en el que se aprecia en todos estos años un saldo favorable en la balanza comercial del país.

En el "Directorio comercial e industrial de la República Dominicana del año 1955" las cifras oficiales del 1954 resaltaban que el país había exportado bienes por un valor de US$119.7 millones e importado otros por US$82.8 millones, con un saldo favorable de US$37 millones.

El libro también recuerda que en esos años solo existía como banco privado dominicano el de Crédito y Ahorros, de capital nacional, y dos agencias de bancos extranjeros, The Royal Bank of Canada y The Bank of Nova Scotia, siendo solo los bancos del Estado el Central, Reservas y de Crédito Agrícola e Industrial.

En la misma actividad también fueron presentadas las obras "Sumario de la Natural Historia de las Indias", escrita en la segunda estancia de América, del escritor y político español Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés; "Historia del Almirante", de Hernando Colón, hijo del almirante Cristóbal Colón.

Estos libros pueden ser adquiridos en la sede la SDB, ubicada en la calle Las Damas número 106, en la Ciudad Colonial.

La SDB fue creada en 1973 con carácter privado no lucrativa, con el objetivo de promover, preservar y divulgar la bibliografía y cultura dominicana. Actualmente es la institución cultural del país que más obras clásicas ha editado de la literatura criolla, incluso un gran porcentaje de ellas se había agotado.

Los Bibliófilos poseen en su sede la Biblioteca Enrique Apolinar Henríquez, la única del país y una de las principales de la región especializada exclusivamente en temas dominicanos y caribeños, con más de 15 mil volúmenes.

Desde 1978, la biblioteca ha sido una importante fuente de consulta de investigadores, periodistas, escritores y académicos nacionales y extranjeros, y siempre ha operado en el segundo piso de la SDB, en la calle Las Damas número 106, en la Ciudad Colonial.

El consejo directivo de la Sociedad está integrado por Dennis R. Simó, presidente; Edwin Espinal, vicepresidente; Bernardo Vega, tesorero; José Chez Checo, secretario; Sócrates Olivo Álvarez, comisario de cuentas y son vocales Frank Moya Pons, José Alfredo Rizek, Eugenio Pérez Montás, Eleanor Grimaldi Silié, Juan de la Rosa, Antonio Morel, Juan Tomás Tavares, Mariano Mella, María Filomena González, Raymundo González y Jaime Read Ortega.

Son sus ex presidentes Enrique Apolinar Henríquez, Frank Moya Pons, Juan Tomás Tavares, Bernardo Vega, José Chez Checo, Juan Daniel Balcácer y Mariano Mella.

Pies de fotos:

Foto 1:

El ex Secretario de la Presidencia, Fabio Herrera Roa, se dirige a los presentes. Se observan en la mesa central del acto, desde la izquierda, Dennis Simó, presidente de la Sociedad Dominicana de Bibliófilos; Eleanor Grimaldi Silie, vice secretaria; Mariano Mella, ex presidente y Juan de la Rosa, vocal.

Foto 7:

Vista parcial del público del acto de puesta en circulación de las obras.

* * * * * * * * * * * * * * * *

Enver López Milander