Por René Quenallata Paredes

LA PAZ, 13 jul (Xinhua) - Un grupo de empresarios bolivianos buscan el ingreso pleno de Bolivia al Mercado Común del Sur (Mercosur), luego de que a finales de junio pasado el bloque concluyó las negociaciones para la firma de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea (UE).

De acuerdo con los empresario bolivianos, el país no se beneficia de un acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE, razón por la cual buscan encarar un "lobby" (grupo de cabildeo) diplomático en Brasil para que ratifique el protocolo de ingreso pleno.

Bolivia se encuentra en trámite de adhesión al Mercosur, tras manifestar su intención de pertenecer al bloque, cuya aceptación es analizada por el Congreso de Brasil, en tanto que Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela dieron su aval legislativo.

El gerente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, Javier Hinojosa dijo a Xinhua que mientras Bolivia no sea miembro de pleno derecho del Mercosur no accederá a las ventajas de un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE, tras el anuncio hecho el pasado 28 de junio sobre la conclusión de negociaciones entre ambos bloques.

Según Hinojosa, los sectores más beneficiados con un acuerdo Mercosur-UE serán la automoción proveniente de Europa y la agricultura de los países vecinos, con la soya brasileña y la carne argentina.

Señaló que Bolivia está al margen de este acuerdo en el que la UE modificará los aranceles a más del 99 por ciento de los productos agrícolas procedentes de Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay.

Por su parte, el gerente general de la Cámara Nacional de Comercio, Gustavo Jáuregui, consideró "clave" encarar un "lobby diplomático" que priorice el aspecto comercial por encima de las diferencias políticas de los gobiernos de turno.

Según el empresario, la consolidación del acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur tomará al menos dos años.

En consecuencia, señaló que este tiempo debe ser aprovechado por Bolivia para lograr su ingreso al Mercosur como socio pleno y ajustar su estructura productiva.

Los empresarios alertaron que Bolivia se queda rezagada al no ser miembro pleno del Mercosur, no tener un acuerdo con la UE y haber iniciado recién la intención de encarar un acuerdo comercial con los europeos.

El viceministro boliviano de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, declaró el viernes que es comprensible la preocupación de los empresarios; sin embargo, afirmó que el gobierno realiza gestiones para lograr el aval del Congreso brasileño, que es el único país que falta para ratificar el protocolo de adhesión plena de Bolivia al Mercosur.

Añadió que el gobierno agiliza la negociación para formalizar un acuerdo comercial complementario con la UE, al margen del Mercosur, con el fin de ampliar mercados para sus productos con la inclusión fundamentalmente de pequeños productores y microempresarios.

Blanco precisó que un pacto comercial no debe ser con imposiciones o condiciones de ninguno de los lados, sino concertado "punto por punto" que beneficie a Bolivia y a la UE.

Aclaró que Bolivia tiene el Sistema de Preferencias Generalizadas (SGP) y SGP Plus, que son ventajas que brinda la UE por el cumplimiento de ciertos convenios internacionales.