BEIJING, 6 jun (Xinhua) -- El comercio entre China y Estados Unidos ha sido mutuamente beneficioso y el país norteamericano ha obtenido beneficios sustanciales en la cooperación económica y comercial bilateral, afirmó hoy jueves el Ministerio de Comercio de China en un informe de investigación.

"La cooperación económica y comercial entre China y Estados Unidos ha alcanzado una profundidad y una amplitud sin precedentes", dice el informe, y señala que el comercio bilateral de bienes creció alrededor de 252 veces desde 1979, alcanzando el año pasado los 633.500 millones de dólares.

En 2018, el comercio bilateral de servicios superó los 125.000 millones de dólares, y la inversión directa bidireccional ascendió a casi 160.000 millones de dólares en las últimas cuatro décadas.

DEFICITS DE ESTADOS UNIDOS SOBRESTIMADOS

El superávit de China provino principalmente de productos que requieren de mano de obra intensiva, y el país registró déficits en productos como aeronaves, circuitos integrados, automóviles y productos agrícolas, lo que demuestra que ambos países han capitalizado sus respectivas ventajas industriales, agrega.

"El control estricto de Estados Unidos sobre las exportaciones hacia China es una de las principales causas del déficit comercial", señala el informe, y añade que las medidas de control a las exportaciones estadounidenses afectan unos 3.100 artículos en diez categorías, y que la mayor parte de ellos son productos de alta tecnología.

Si Estados Unidos liberalizara sus barreras de exportación en contra de China al mismo nivel que las que aplica a Francia, por ejemplo, su déficit comercial con China se reduciría en un tercio, según el informe, que a su vez cita un análisis de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, de Estados Unidos.

Según un estudio realizado en conjunto por las autoridades comerciales de China y Estados Unidos, los datos sobre el déficit comercial de bienes de Estados Unidos han sido magnificados, con una sobreestimación del 21 por ciento para 2015, señala el informe.

Calculado con este porcentaje, el déficit de 419.200 millones de dólares en el comercio de bienes de Estados Unidos fue exagerado en 88.000 millones de dólares.

En vista de que casi el 53 por ciento del superávit comercial de China con Estados Unidos provino del comercio de procesamiento, el déficit real del país norteamericano con China debería ser de 240.900 millones de dólares, señala el informe.

Para calcular el déficit comercial, el comercio de servicios también debe tenerse en cuenta. El informe muestra que si se incluye el comercio transfronterizo de servicios y las ventas de servicios de las instituciones afiliadas, el déficit comercial total de Estados Unidos con China debería ser de alrededor de 153.600 millones de dólares, aproximadamente el 37 por ciento de la cifra que presenta Estados Unidos para el déficit comercial de bienes con China.

GANANCIAS SUSTANCIALES

Si bien China tuvo un superávit comercial, el comercio bilateral beneficia a ambas partes, y el argumento de que "se está sacando provecho de Estados Unidos" no tiene fundamento, sostiene el informe.

China es uno de los mercados de más rápido crecimiento en las exportaciones de bienes de Estados Unidos, con un avance anual promedio del 6,3 por ciento entre 2009 y 2018, según el estudio, mientras el crecimiento acumulado para el período fue del 73,2 por ciento, muy superior al crecimiento promedio del 56,9 por ciento para otros mercados de Estados Unidos.

La importancia de China para la economía de Estados Unidos también se refleja en la generación de empleo. Según un informe publicado por el Consejo Empresarial Estados Unidos-China en mayo de 2019, las exportaciones estadounidenses a China respaldaron más de 1,1 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos entre 2009 y 2018.

Además, el 54 por ciento del superávit comercial de bienes de China proveniente de Estados Unidos fue generado por empresas extranjeras y el 53 por ciento del superávit provino del comercio de procesamiento. China solo ganó con cobros de procesamiento limitados, mientras que Estados Unidos acumuló enormes beneficios por concepto de diseño, suministro de piezas y comercialización, subraya el documento.

Al comerciar con China, Estados Unidos importó una gran cantidad de productos de alta calidad a precios bajos y de esta forma logró mantener tasas de inflación comparativamente bajas y reducir sus costos de producción, indica el estudio.

En el mercado chino, los ingresos por ventas de firmas estadounidenses superaron los 940.000 millones de dólares en 2017.

De esa cifra, las ventas de exportación de productos y servicios por parte de firmas estadounidenses a China llegaron a 153.900 millones de dólares y a 87.100 millones de dólares, respectivamente, en 2017. La gran porción restante de ingresos por ventas de 700.000 millones de dólares fue generada por firmas estadounidenses que invirtieron en China, dice el informe.

Con respecto al ingreso de fondos chinos a Estados Unidos, el número ascendió a 1,37 billones de dólares para fines de 2017.

A fines de 2017, la inversión china en Estados Unidos se ubicaba en 155.800 millones de dólares. La posesión china de bonos del tesoro estadounidenses ascendía a 1,18 billones de dólares, de acuerdo con cifras del Departamento del Tesoro estadounidense.

Los ingresos agregados de inversión de instituciones financieras estadounidenses como inversionistas estratégicos o inversionistas de instituciones financieras chinas alcanzaban la cifra aproximada de 32.600 millones de dólares, de acuerdo con datos chinos.

"Los logros inmensos en la cooperación económica y comercial entre China y Estados Unidos son resultado de los esfuerzos de los dos países para cumplir con la tendencia de los tiempos, participar activamente en la globalización económica y fortalecer la cooperación de beneficio mutuo", dice el informe.

La cooperación económica y comercial no habría llegado tan lejos si sólo beneficiara a una parte a costa de la otra, indica el documento.

"Ambos países deben dedicarse a hacer avanzar la cooperación económica y comercial a un nivel superior y con mejor calidad, a fin de beneficiar a los dos pueblos y contribuir más al crecimiento y a la prosperidad de la economía mundial", agrega el informe.