MEXICO, 13 may (Xinhua) -- El gobierno de México suscribió hoy un acuerdo con tres instituciones bancarias internacionales para fortalecer las finanzas de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta por 8.000 millones de dólares.

La firma se llevó a cabo durante la conferencia matutina del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, con las instituciones HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities.

El mandatario explicó que si bien existía ya un acuerdo en este sentido, ahora "este fondo se amplía" y se utilizará en caso de ser necesario.

"Estaba firmado a tres años, se amplía a cinco años, también se amplía en cuanto a monto, se trata de un fondo disponible de alrededor de 8.000 millones de dólares", explicó.

Al encabezar el acto oficial, López Obrador aclaró que con este acuerdo se reduce la tasa de interés y no se trata de contratar deuda.

"Quiero aclarar que no se trata de contratar deuda, es lo que Pemex tenía considerado. Tenemos el compromiso y lo vamos a cumplir de que no va a aumentar la deuda pública en términos reales en el tiempo que gobernemos el país", expresó.

Ante los representantes de las tres instituciones bancarias, aseguró que fueron los bancos los que tomaron la iniciativa de dar el apoyo, lo que "demuestra la confianza que hay" en México y en su gobierno.

López Obrador, quien estuvo acompañado también del canciller Marcelo Ebrard, del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y del director general de Pemex, Octavio Oropeza, aseguró que la deuda de Pemex es manejable.

En tanto, el director de Pemex detalló que el acuerdo con la banca "consiste en el refinanciamiento de deuda por un monto de 2.500 millones de dólares, más la renovación de dos líneas de crédito revolventes hasta por 5.500 millones de dólares. En ambos casos una ampliación de tres a cinco años de plazo".

"La actual operación bancaria es la más grande de una empresa de energía en América Latina, así como la operación bancaria más grande en la historia de Pemex", aseveró.

Pemex, de acuerdo con cifras oficiales, mantiene una deuda financiera que ahora supera los 106.000 millones de dólares.

Según el funcionario mexicano, en lo que va de la administración actual, iniciada el pasado diciembre, se ha logrado reducir la deuda de la petrolera en 18.000 millones de pesos.

Por su parte, el CEO de HSBC México, Nuno Matos de Macedo, expresó que "los recursos serán para refinanciar las líneas existentes, para darle mayor estabilidad y flexibilidad a Pemex, para la distribución de sus recursos".

El secretario de Hacienda, Urzúa, indicó que el gobierno reducirá la carga fiscal de Pemex a través de un decreto por el que se le reducirá a la petrolera el pago de Derechos de Utilidad Compartida (DUC) de hasta 400.000 barriles de petróleo diarios.

"Hoy se va a firmar un decreto que va a permitir a Pemex tener reducciones en su carga tributaria, beneficios fiscales que se van a establecer en este decreto", dijo.

Aclaró que la petrolera seguirá pagando impuestos como cualquier otra compañía en el país, lo que se irá reduciendo es el pago de derechos extras que hace la petrolera al gobierno federal.

"Se da un respiro enorme a Pemex", resaltó Urzúa al asegurar que Pemex tiene el respaldo de todo el gobierno. Fin