MEXICO, 11 abr (Xinhua) -- La economía mexicana enfrenta un sesgo a la baja en el corto y mediano plazos, por lo que es necesario que el gobierno adopte las medidas que den certidumbre a la inversión, consideró el central Banco de México (Banxico).

En la minuta de la reunión de política monetaria de hace dos semanas, dada a conocer hoy, la Junta de Gobierno de Banxico consideró "que el entorno actual sigue presentando riesgos de mediano y largo plazos que pudieran afectar las condiciones macroeconómicas del país, su capacidad de crecimiento y el proceso de formación de precios en la economía".

Los cinco integrantes de la Junta consideraron necesario tomar medidas de política económica "que propicien un ambiente de confianza y certidumbre para la inversión, así como medidas para promover mayor productividad, la adecuada utilización de los factores, la competencia, el avance tecnológico y la formación de capital humano, así como para reducir las brechas de oportunidades".

"Todos los miembros coincidieron en que el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja", indica la minuta del anuncio de política monetaria del pasado 28 de marzo.

Entre los riesgos a la baja, Banxico mencionó la eventual prolongación de los niveles bajos de inversión y una posible reducción en el gasto de los consumidores.

También se refirió a la posibilidad de que se materialice una reducción a la calificación crediticia de las empresas estatales, como Petróleos Mexicanos (Pemex), o incluso la del país, además de que el gasto público observe demoras más allá de las normales cuando cambia una administración.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador asumió el pasado 1 de diciembre, en medio de una desaceleración de la economía mexicana, en línea con la marcha de la economía global y de Estados Unidos, el principal socio mexicano de negocios.

El pasado 9 de abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó su proyección para el crecimiento económico de México de 2019 en 0,5 puntos porcentuales, para ubicarla en un 1,6 por ciento.

El gobierno de López Obrador recortó el 1 de abril sus estimados económicos de 2019, a un rango de entre el 1,1 y el 2,1 por ciento, desde el intervalo previo del 1,5 y 2,5 por ciento.

En 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) de México se expandió un 2,0 por ciento.

México depende en gran medida de los ciclos económicos en Estados Unidos. Fin