BEIJING, 13 mar (Xinhua) -- Más fondos fiduciarios fueron canalizados hacia la economía real de China en el año pasado, como parte de las estrategias del país para fortalecer el apoyo financiero a las empresas pequeñas y medianas, tradicionalmente aquejadas por la escasez de dinero.

Para el final de 2018, los fondos pecuniarios pendientes sumaban 18,95 billones de yuanes (2,82 billones de dólares), de los cuales en torno al 30 por ciento, ó 5,67 billones de yuanes de fondos fiduciarios, llegaron a empresas industriales y comerciales, informó hoy miércoles la Asociación de Fideicomisarios de China (CTA, iniciales en inglés).

De acuerdo con la asociación, el sector manufacturero fue uno de los principales destinos de los fondos fiduciarios, ya que recibió más de 570.000 millones de yuanes, un crecimiento interanual del 1,29 por ciento y del 2,85 por ciento con respecto al trimestre anterior.

Desde el tercer trimestre de 2018, las compañías fiduciarias están cada vez más dispuestas a destinar fondos a negocios y proyectos de infraestructura.

El sector ha alcanzado un consenso para servir a la economía real, dijo Yin Xingmin, investigador de la Universidad Fudan.

Debido a la continua presión a la baja, China ha lanzado una serie de medidas para financiar la economía real y ayudar a las firmas pequeñas a sobrevivir a las dificultades económicas.

El país ha hecho esfuerzos para garantizar una liquidez abundante en el mercado monetario, estimular a los bancos a ofrecer préstamos a las pymes y fomentar estrategias de financiación directa, como las Ofertas Públicas Iniciales.