Buenos Aires, 12 feb (PL) La presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, repudió hoy la presencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Argentina y pidió que sacaran sus manos de este país.

En una carta dirigida a ese organismo, la defensora de los derechos humanos expone que siente cómo el FMI 'llega a nuestra amada Patria -algunos ya están aquí- para seguir devorándola como un tigre feroz a las ovejas'.

Se sienten dueños de nuestros recursos y riquezas, vienen para seguir saqueándonos. Millones de niños, hombres y mujeres pasan hambre porque ustedes lo devoran todo, es como tener en nuestra pequeña cocina, fieras agazapadas esperando saltar sobre nosotros, dispara Bonafini en su dura misiva.

Asimismo, señala que es una de esas madres que desde hace 42 años va todos los jueves a clamar justicia en la Plaza de Mayo por los hijos desaparecidos en la última dictadura militar argentina (1976-1983). Las Madres, resaltó, los repudiamos y exigimos que se vayan de nuestro país.

'No queremos que nos den una mano, queremos que nos quiten sus manos ensangrentadas de encima', subrayó. La misiva se da a conocer un día después de la llegada a esta capital de una delegación del Fondo que vino a revisar in situ el pedido de préstamo contraído con ese organismo por el Gobierno de Mauricio Macri en junio del 2018.

La delegación, encabezada por el economista italiano Roberto Cardarelli, realizará la tercera revisión del acuerdo stand by pactado por 57 mil millones de dólares, del que ya Argentina recibió la mitad.

jf/may