WASHINGTON, 18 ene (Xinhua) -- El cierre parcial del gobierno de Estados Unidos es un nuevo "viento contrario" al crecimiento económico, dijo hoy el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, quien reiteró la disposición del banco central de adoptar un enfoque paciente y prudente ante la política monetaria.

Durante un foro económico realizado en Nueva Jersey, Williams mencionó "nuevos vientos contrarios al crecimiento" derivados del cierre parcial del gobierno estadounidense y "una elevada incertidumbre geopolítica" en el exterior.

El Financial Times informó que Williams espera que el cierre reste medio punto porcentual o un punto porcentual al crecimiento del primer trimestre, pero que espera una recuperación cuando termine.

A principios de esta semana, el director general de J.P. Morgan Chase, Jamie Dimon, dijo que si el cierre se prolonga durante todo el trimestre, entonces el crecimiento podría reducirse a cero.

El cierre, que afecta a una cuarta parte del gobierno federal y ha forzado a 800.000 empleados federales a quedarse sin salario, entra hoy en su día número 28.

Williams dijo que espera que el crecimiento económico de Estados Unidos se reduzca este año debido a un crecimiento mundial más débil, los efectos cada vez menos visibles de los estímulos fiscales y condiciones financieras menos acomodaticias.

Williams dijo que la tasa de crecimiento en 2019 debe ubicarse en entre dos y 2,5 por ciento.

De acuerdo con proyecciones económicas dadas a conocer en diciembre, la Reserva Federal espera que la economía de Estados Unidos crezca 2,3 por ciento en 2019, en comparación con la estimación previa de 2,5 de septiembre.

Williams dijo que el enfoque de la política monetaria del banco central tiene que ser un enfoque "de prudencia, paciencia y buen juicio" y el "lema de 'la dependencia de los datos' es más relevante que nunca antes".

La Fed elevó las tasas de interés en cuatro ocasiones en 2019 y ha dado indicios de un ritmo más lento en las alzas en las tasas para este año pues se espera que la economía estadounidense se enfríe.