SAN CRISTÓBAL.- El Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio (CNCCMDL), la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ) y las alcaldías de la provincia San Cristóbal firmaron un macro-acuerdo con la finalidad de fomentar el compostaje escolar como una acción para enfrentar el cambio climático.

El convenio fue firmado por Ernesto Reyna Alcántara, vicepresidente ejecutivo del CNCCMDL; Günter Eberz, en representación de la GIZ, y por los alcaldes Nelson Guillén, de San Cristóbal; Nelson Rosario, de Cambita; Osvaldo de Jesús Rodríguez, de Los Bajos de Haina; José Manuel Mejía Sánchez, de Sabana Grande de Palenque, y por la alcaldesa Rosa Peña, de Yaguate.

También fue rubricado por los directores de los distritos municipales Cambita El Pueblecito, Edward Garabito; Doña Ana, Miguel Cabrera Martínez; Hato Damas, Domingo Urbáez, y Hatillo, Félix Antonio Polanco.

El compostaje consiste en una descomposición o transformación controlada de material orgánico, que produce un abono rico en nutrientes beneficioso para las labores agrícolas. En ese tenor, la iniciativa de compostaje escolar procura apoyar la implementación de una Gestión Integral de Residuos Sólidos (GIRS) compatible con el Cambio Climático en el municipio de San Cristóbal.

Mediante el acuerdo, el Consejo para el Cambio Climático y la GIZ se comprometen a la instalación de composteras en 20 centros educativos, a impartir talleres de capacitación al personal docente que estará encargado de ellas, a facilitar apoyo técnico para la concientización de la población a través de los centros comunitarios, y a cooperar en las actividades de seguimiento.

Su ejecución está siendo coordinada por Rayza Rincón, del Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (CEDAF).

La iniciativa es uno de los componentes del Proyecto de Apoyo para la Implementación del Plan de Desarrollo Económico Compatible con el Cambio Climático Plan DECC en los sectores de Cemento y Residuos Sólidos, que implementan de manera conjunta el CNCCMDL y la GIZ.