San José Costa Rica, 17 de octubre 2018- Con la intención de desarrollar capacidades que promuevan la inversión en conservación, así como potenciar la adopción de buenas prácticas de biodiversidad en el turismo para la implementación de modelos turísticos solidarios, responsables y sostenibles, representantes de Honduras, Costa Rica y República Dominicana intercambiaron experiencias y conocimientos en un encuentro de tres días en Costa Rica, gestionado por la Cooperación alemana para el desarrollo; GIZ y la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad (BPM, por sus siglas en inglés).

"La gestión de conocimientos sobre temas de biodiversidad es una acción fundamental para el sector turístico pues este depende absolutamente de los servicios y recursos que prestan los ecosistemas. Lograr que este sector se vincule cada vez más con la protección y conservación de los recursos permitirá mitigar muchas de las problemáticas ambientales que enfrentamos en la actualidad", destacó Svenja Paulino, directora del Programa Biodiversidad y Negocios de la Cooperación alemana para el desarrollo, GIZ.

Delegados de la Alcaldía de Las Galeras de República Dominicana, del Consorcio Ambiental Dominicano y de la Cámara de Turismo La Ceiba de Honduras, conocieron los diferentes esfuerzos realizados por proyectos costarricenses destacados en sostenibilidad ambiental turística, además profundizaron en los beneficios y los impactos a nivel económico y social que representan los modelos turísticos comprometidos con la conservación y el uso sostenible de los recursos, todo esto con miras a generar futuras alianzas para el beneficio de la biodiversidad en la región.

Pacuare Eco Lodge, La Tigra Lodge y Macaw Lodge, fueron las empresas turísticas seleccionadas como casos de estudio; estos últimos dos, miembros recientes de la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad (BPM) por su compromiso con la sostenibilidad ambiental.

Desde la década de los 90 y hasta la actualidad, Costa Rica ha sabido posicionarse como un destino ecoturístico internacional, integrando en 2012 la lista de los 10 mejores destinos éticos de la revista especializada Ethical Traveler y siendo calificada en ese mismo año como la quinta nación a nivel mundial en el índice de desempeño ambiental.

"Indudablemente los modelos turísticos que conocimos en Costa Rica nos permitieron reflexionar sobre los logros que han tenido estas empresas al incluir la biodiversidad como centro de sus acciones y que acciones podemos seguir implementando. La puesta en funcionamiento de modelos turísticos que trabajen con la biodiversidad como elemento potenciador tendrán como resultado una justa distribución de la riqueza, por lo que la inversión en biodiversidad no solo tiene un impacto natural sino también en el entorno social en que se encuentra", mencionó Julio Lamano, asesor del ayuntamiento de Las Galeras y gerente del Comité de Turismo Sostenible del Distrito Municipal.

La cooperación alemana se encuentra trabajando desde 2014, por encargo del Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), en la incorporación del sector privado de Centroamérica y República Dominicana en la protección de la biodiversidad.

Otros recursos

*Se adjuntan fotografías/ Créditos: Marcia Carranza/GIZ.