BEIJING, 24 sep (Xinhua) -- El proteccionismo comercial a la larga dañará los intereses de Estados Unidos, de acuerdo con un libro blanco publicado hoy lunes por la Oficina de Información del Consejo de Estado de China, titulado "Los hechos y la posición de China sobre la fricción comercial China-Estados Unidos".

"Gracias a la globalización económica, las economías, en particular las más grandes, son altamente interdependientes. Al final, las guerras comerciales iniciadas de manera unilateral por la administración de Estados Unidos no sólo dañarán a otras economías, sino que también socavarán los intereses de Estados Unidos", indica el libro blanco.

El libro blanco dice que el proteccionismo comercial elevará los costes de la manufactura y afectará a los empleos estadounidenses. El documento cita un informe del Instituto Peterson para la Economía Internacional (PIIE, por sus siglas en inglés) que señala que como el 95 por ciento de los productos chinos afectados por aranceles más elevados son partes y componentes electrónicos usados en productos hechos en Estados Unidos, elevar los aranceles a estos productos chinos sólo dañará a las empresas estadounidenses.

"El PIIE también proyectó que elevar los aranceles a los automóviles importados causaría que 195.000 trabajadores estadounidenses pierdan sus empleos. Si otros países responden del mismo modo, 624.000 empleos estadounidenses se perderían", señala el libro blanco.

De acuerdo con el documento, el proteccionismo comercial aumentará los precios en Estados Unidos y afectará a los consumidores.

"Los productos al consumidor representan una porción considerable de las importaciones estadounidenses provenientes de China", explica el libro blanco. "La cifra (excluyendo los alimentos y los automóviles) fue de 46,6 por ciento en 2017, de acuerdo con la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de Estados Unidos. Durante muchos años, la importación de productos baratos pero de calidad desde China ha sido clave para una baja inflación en Estados Unidos".

La Unión Nacional de Contribuyentes de Estados Unidos advirtió en una carta abierta dirigida al Congreso y al presidente Donald Trump el 3 de mayo de 2018 que aranceles proteccionistas superiores incrementarían los precios que los consumidores domésticos tendrían que pagar y que poca gente podría esperar beneficiarse de ese cambio, de acuerdo con el libro blanco.

El proteccionismo comercial provoca contramedidas de los socios comerciales y a su vez dañará a la economía de Estados Unidos, explica el libro blanco.

"La guerra comercial emprendida por la administración de Estados Unidos contra China y muchos otros socios comerciales ha conducido a contramedidas y causará pérdidas enormes a algunas regiones, industrias y compañías en Estados Unidos", agrega el libro blanco.

Hasta fines de julio de 2018, los principales socios comerciales de Estados Unidos, incluidos China, Canadá, México, Rusia, la Unión Europea (UE) y Turquía, anunciaron contramedidas frente al proteccionismo comercial estadounidense y presentaron demandas ante la Organización Mundial del Comercio, de acuerdo con el libro blanco.

El proteccionismo comercial también erosiona la confianza de los inversionistas en el ambiente económico estadounidense y da como resultado una menor inversión extranjera directa (IED) neta en Estados Unidos, señala el libro blanco.

"Conforme se incrementa la fricción comercial, las compañías se sienten menos seguras y más reacias sobre la inversión", dice el libro blanco.

De acuerdo con el libro blanco, Adam Posen, presidente del PIIE, argumentó que más allá del costo de la guerra comercial, la política del gobierno de Estados Unidos de "nacionalismo económico" ha tenido un costo en otra esfera importante: la inversión entrante neta a Estados Unidos por parte de corporaciones multinacionales, tanto extranjeras como estadounidenses, ha caído prácticamente a cero. Fin