MEXICO, 8 ago (Xinhua) -- El sector bancario mexicano mantendrá su crecimiento vigoroso tras la llegada del nuevo gobierno e incluso podría elevarlo, estimó hoy miércoles el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez.

En rueda de prensa, Martínez dijo que la actividad bancaria no ha sufrido "ningún movimiento" tras el triunfo en la elección presidencial del pasado 1 de julio del candidato opositor Andrés Manuel López Obrador.

"No vemos que haya un cambio en el corto plazo", reiteró Martínez.

"Estamos prácticamente listos con nuestro plan estratégico para el sexenio y estamos listos para hacer compromisos con el nuevo gobierno, de mantener el crecimiento vigoroso que ha tenido la banca durante los últimos 10 años, mantenerlo e incluso si es posible aumentarlo", agregó.

López Obrador, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), recibió este miércoles su constancia como presidente electo de México de parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y asumirá el cargo el próximo 1 de diciembre.

El líder de la ABM dijo que los mercados financieros locales se han comportado de forma ordenada gracias en gran medida a las promesas de López Obrador de mantener la autonomía del banco central y la disciplina fiscal que ha tenido el país en los últimos años.

"El comportamiento del tipo de cambio habla de una buena recepción de esta transición de gobierno, que ha sido un ejemplo", dijo Martínez.

Tras alcanzar un pico de 20,88 pesos por dólar el pasado 14 de junio, el peso mexicano comenzó un periodo de apreciación que lo llevó a cerrar este miércoles en 18,50 pesos por dólar.

De acuerdo con datos de la ABM, la cartera total de crédito de la banca creció un 6,6 por ciento en junio interanual, a 4.978 millones de pesos (unos 270 millones de dólares).

El índice de morosidad de la cartera total se encuentra en un nivel de 2,15 por ciento entre las 50 instituciones bancarias que actualmente integran al sistema mexicano.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la ABM, Alberto Gómez Alcalá, descartó que el sector bancario mexicano pueda ingresar en una turbulencia como la de 1994, que desató la "Crisis del Tequila" cuyo efecto se resintió a nivel global.

"Ni remotamente vemos un escenario de riesgo de esas características en el episodio actual", dijo el banquero, quien representa al Grupo Financiero Citibanamex en la asociación.

La ABM presentará en los próximos días al nuevo gobierno de México un plan estratégico con el objetivo de fortalecer el desempeño del sector. Fin