Monumento a José Marti en la Habana, Cuba. (Archivo)

LA HABANA, 10 jul (Xinhua) -- Las autoridades cubanas anunciaron hoy martes nuevas regulaciones para los trabajadores "por cuenta propia" (privados), las cuales entrarán en vigor el 7 de diciembre próximo, como parte de la política gubernamental para el perfeccionamiento de este sector y su sistema de control.

Entre las normativas publicadas en la Gaceta Oficial, que comprenden cinco decretos-leyes, un decreto y 14 resoluciones complementarias, destaca la reapertura de las entregas de licencias para bares y restaurantes, que permanecían congeladas desde agosto de 2017, "para mejorar y actualizar su funcionamiento".

Con las nuevas medidas, las 201 actividades previamente permitidas para operadores privados se redujeron a 123, ya que 96 modalidades se integraron en 28, por ejemplo, las relacionadas con los servicios de belleza y la reparación de electrodomésticos.

Se establece además que cada empresario privado estará limitado a una licencia, "para evitar la concentración de riqueza".

Según explicó la viceministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó, los "cuentapropistas" afectados por la limitación, que se calculan en unos 9.000 en el país y la mitad de ellos en La Habana, tendrán hasta el 7 de marzo del año venidero para ajustar su negocio a las nuevas condiciones.

Igualmente, la persona interesada en abrir un negocio deberá precisar la fuente de financiamiento, entre otros requisitos, con el propósito de evitar cualquier caso de lavado de dinero.

Se reservan severas sanciones, incluida la cancelación de la licencia, para los casos en que la persona autorizada para ejercer la actividad actúe para un tercero, lo cual en la isla se considera una actividad económica ilícita.

Se aplicarán también cuando se comprueben vínculos con tráfico de drogas, prostitución u otros delitos, así como cuando se empleen menores de 15 años o jóvenes de 15 a 16 años, sin la correspondiente autorización establecida por el Código del Trabajo.

El gobierno decidió mantener la decisión de no otorgar nuevas autorizaciones para las actividades de vendedor mayorista o minorista de productos agropecuarios, operador de equipos rústicos de recreación, vendedor ambulante de productos agrícolas y comprador-vendedor de discos, según medios locales.

De acuerdo con las autoridades, las nuevas medidas "ordenan y amplían el trabajo por cuenta propia en Cuba", además de que aliviarán trámites que mencionaron como burocráticos.

En tanto, el director de Política Fiscal del Ministerio de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro, dijo a la prensa que estas regulaciones buscan "minimizar conductas evasoras en la sociedad y su consiguiente afectación al presupuesto del Estado".

La reapertura del trabajo privado en 2010 es considerada una de las reformas más relevantes aprobadas por el ex presidente Raúl Castro durante su administración de 10 años que concluyó en abril último.

En la actualidad, alrededor de 600.000 cubanos (13 por ciento de los ocupados en la nación caribeña) están registrados en la modalidad de autogestión. Fin