Por Victoria Argüello

BUENOS AIRES, 15 may (Xinhua) -- La "confianza" que genere el Banco Central de la República Argentina (BCRA) en el proceso de renovación de instrumentos de deuda, impactará de manera notable en el tipo de cambio, afirmó el economista argentino Gonzalo Guilardes.

El especialista explicó en entrevista con Xinhua que si bien el futuro del mercado cambiario en Argentina es una "incógnita", el factor clave serán los inversores minoristas y extranjeros, que de no renovar sus posiciones en Lebac, podrían dolarizarse y llevar a mayor alza de la divisa en el país sudamericano.

El BCRA enfrenta hoy martes un vencimiento de sus Letras (Lebac) por 617.000 millones de pesos (24,6 millones de dólares), de los cuales un 5 por ciento está en manos de inversores extranjeros, según estimaciones oficiales.

"La incógnita son los inversores minoristas. Si el gobierno no restablece la credibilidad (en el mercado) y define un horizonte para el tipo de cambio, hay un alto riesgo de que los tenedores minoristas de activos en pesos se dolaricen, aumentando las presiones sobre el valor del dólar", dijo el experto.

Según el gobierno, del total del monto de deuda que vence este martes, sólo 32.000 millones de pesos (1.200 millones de dólares) están en manos de inversores extranjeros.

La mayor parte de la cifra la soportan inversionistas institucionales e incluso órganos dependientes del Estado.

Guilardes, quien también es columnista del diario "El Cronista", comentó que "una parte significativa de los tenedores de Lebac son inversores institucionales".

"En principio, es esperable que estos tenedores renueven sus vencimientos y aprovechen la alta tasa de interés ofrecida por el Banco Central", comentó el entrevistado.

La tasa de las Letras del Banco Central se ubica entre 40 y 50 por ciento anual, y en algunos casos, como el pasado viernes, alcanzó el 70 por ciento, lo que motivó una rápida intervención del BCRA para bajar el índice.

De acuerdo con analistas, la tasa de las Lebac mantiene un ritmo de 4 por ciento mensual, por lo que en este momento se hace "más atractiva" que el dólar, que no alcanza ritmos de alza tan altos como las de los instrumentos en pesos, pese a la volatilidad de la moneda local.

Analistas se refieren, no obstante, a la importancia de que el tipo de cambio se defina para que los inversionistas definan el rumbo de si seguir con sus posiciones en moneda local o migrar a la divisa estadounidense.

La autoridad monetaria y el propio Ejecutivo apuestan mientras tanto por un techo de 25 pesos argentinos por cada dólar.

"Es difícil hacer pronósticos en medio de una corrida que aún no está claro cómo termina", comentó Guilardes.

El ministro de Finanzas de Argentina, Luis Caputo, dijo el lunes que "el monto (a renovar) es todavía menor, porque algo más de una tercera parte (de los instrumentos) son de organismos propios del Estado", mientras que "otra tercera parte o algo más, de los bancos".

Caputo expresó que mantiene plena confianza en el proceso de renovación de los instrumentos de deuda: "Apostamos a que no va a pasar nada".

El gobierno argentino también cambió el lunes sus estimaciones en los niveles de alza de precios.

Consideró que este año habrá mayor inflación a la proyectada (15 por ciento) y menos crecimiento (estimado en 3 por ciento), producto de la volatilidad que enfrenta el país sudamericano.

El Ejecutivo confía, sin embargo, en la capacidad del equipo económico para enfrentar la situación y descarta daños estructurales a la economía, así como eventuales climas de tensión social.

Luego de dos semanas de un dólar con tendencia alcista, el gobierno argentino, junto con el BCRA, anunció a principios de mes una alza en la tasa de interés de referencia al 40 por ciento.

Anunció además una reducción de las metas fiscales y el inicio de conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para solicitar un crédito preventivo.

El sector empresarial ha apoyado la decisión del gobierno, al argumentar que toda medida que conlleve a la reducción del déficit fiscal que enfrenta Argentina, será algo positivo para el país. Fin