MEXICO, 12 abr (Xinhua) -- El central Banco de México (Banxico) estimó hoy jueves que la economía mexicana enfrenta riesgos considerables hacia adelante, aunque se encuentra en una mejor posición para enfrentarlos.

En su comunicado de política monetaria, Banxico dijo que la economía global enfrenta riesgos a la baja como la probabilidad de inestabilidad financiera en Estados Unidos, derivada de una "sorpresa inflacionaria".

También mencionó entre los riesgos la adopción de medidas proteccionistas en diversas regiones o la materialización de algunos eventos geopolíticos, que no detalló.

"La economía mexicana enfrenta factores de riesgo considerables, por lo que el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja", señaló la entidad monetaria.

Banxico dijo que las acciones de aumento de tasas de interés que la institución central ha venido aplicando, han contribuido a que la economía mexicana esté en mejor posición para enfrentar los posibles escenarios adversos.

Además, el cumplimiento de las metas fiscales en 2017 y el compromiso del gobierno mexicano de hacerlo en 2018, así como la resiliencia del sistema financiero, también han abonado a fortalecer esa posición.

En lo que respecta a la inflación local, Banxico reiteró que estima que el indicador alcanzará su objetivo del 3 por ciento a principios de 2019, pese a que el balance de riesgos se encuentra sesgado al alza.

La inflación interanual de México se ubicó en un 5,04 por ciento al cierre de marzo, de acuerdo con los datos divulgados el 9 de abril por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Entre los eventuales factores de presión en los precios, Banxico mencionó una evolución desfavorable del proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo que ocasionaría una depreciación de la moneda.

También se refirió a la posibilidad de que se registren condiciones más restrictivas en los mercados financieros internacionales, derivadas de las acciones de política monetaria en Estados Unidos.

"Hacia adelante, la junta (de gobierno de Banxico) mantendrá una postura monetaria prudente y continuará dando un seguimiento especial al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios", dijo la entidad monetaria.

Banxico dejó este jueves en un 7,50 por ciento la tasa clave de interés, por unanimidad de los cinco integrantes de la junta de gobierno, en lo que representó una pausa después de los aumentos en las decisiones de diciembre de 2017 y febrero de 2018.

La inflación en México terminó 2017 en un 6,77 por ciento, su mayor nivel en más de 16 años, lo que llevó a Banxico a elevar la tasa clave de interés en seis ocasiones desde el año pasado, para ubicarla en su nivel actual.

La entidad monetaria estimó que la economía mexicana podría crecer entre 2 y 3 por ciento este año, y entre 2,2 y 3,2 por ciento en 2019.

La economía mexicana, la segunda mayor de América Latina después de Brasil, se expandió un 2 por ciento en todo 2017, una desaceleración frente al 2,9 por ciento de 2016, de acuerdo con las cifras revisadas publicadas el pasado 23 de febrero. Fin