Por Victoria Argüello

BUENOS AIRES, 11 ene (Xinhua) -- Las empresas argentinas tienen oportunidades de expansión al participar en la primera edición de la Expo Internacional de Importación de China (CIIE, por sus siglas en inglés), que se celebrará del 5 al 10 de noviembre en Shanghai.

En una exposición introductoria a la cita dirigida a periodistas y medios de comunicación, la Embajada de China en Buenos Aires apuntó que empresas locales, incluidas la pequeña y mediana industria (pyme) podrán evaluar su incorporación en un mercado chino de más de 1.300 millones de personas.

El consejero económico y comercial de la Embajada de China en Argentina, Zhai Chengyu, señaló que los dos países se encuentran en la cúspide de su relación bilateral, al ser el país asiático el primer mercado de los productos agropecuarios de la nación austral y amplio demandante de productos como el aceite comestible, la soya, la carne vacuna y aviar, el sorgo, el vino y productos lácteos.

Por su parte, explicó, China es el segundo socio comercial de Argentina y uno de sus principales inversores extranjeros, en un momento en que el crecimiento económico del país sudamericano proyectó un aumento de más de 2 por ciento al cierre de 2017, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El auge de la relación bilateral significa también una oportunidad para que la economía argentina supere los eventuales desequilibrios comerciales con Beijing, al registrarse los primeros 11 meses del pasado año una reducción de 13,8 por ciento en las importaciones chinas desde Argentina, de acuerdo con la Aduana China.

Sin embargo, el volumen del comercio bilateral de mercancías no se ha visto afectado por este descenso, al ubicarse en 12.435 millones de dólares con un incremento del 8 por ciento.

Contrario a lo que ocurre con el comercio de servicios, donde Argentina casi duplica las exportaciones respecto de China durante el año en curso, con 210 millones de dólares y un total de intercambio bilateral de servicios de 370 millones de dólares.

Para Elizabeth Peger, editora en el diario local "El Cronista" y analista de la actividad comercial, lo más importante es lograr que la pyme pueda optar por dar a conocer sus productos en un mercado amplio y con crecientes demandas como lo es el chino.

"Argentina tiene mucho que ofrecer en el ámbito del agronegocio, la biotecnología y todo el tema de alimentos. Nuestro país es un productor muy importante y me parece que esta vidriera que va a ser esta exposición va ser algo muy importante para las empresas argentinas", dijo a Xinhua.

En una versión similar, el periodista Gustavo Ng, fundador de la revista "Dang Dai" sobre intercambio cultural Argentina-China, confía en que productos como el vino y el cuero, pueden ser de fácil posicionamiento en el mercado chino, y para ello aboga por el fomento de la visita de empresarios argentinos a Beijing y otras regiones chinas.

"Los argentinos se han caracterizado por ser muy activos en conocer nuevos mercados, llegan a otros países y tienen facilidad para conocer la realidad de éstos, las necesidades de las personas, los deseos del público comprador", sostuvo.

La Expo Internacional de Importación de China prevé contar con la participación de empresas de todo el mundo, en aras de facilitar el comercio mundial, así como impulsar el desarrollo de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Fin