Bruselas/Gütersloh, 11 ene (dpa) - Más de la mitad de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) desea más integración en Europa, independientemente de que consideren la globalización como un proceso positivo o negativo, según un estudio de la fundación Bertelsmann publicado hoy.

Los resultados del estudio apuntan que el 56 por ciento de los ciudadanos del bloque cree que la globalización es una oportunidad, y dos tercios de este grupo (el 64 por ciento) desea una mayor colaboración europea.

Solamente los seguidores de los partidos de derecha o extrema derecha rechazaron notablemente cualquier tipo de apertura política o económica.

El 44 por ciento de los encuestados ve la globalización como una amenaza, pero algunos consideran que la UE puede jugar un papel protector ante este proceso: Dentro de este grupo, una escasa mayoría desea más colaboración con la UE (45 por ciento), sobre todo en cuestiones de seguridad y migración. El 41 por ciento prefiere una menor integración en el bloque.

El 66 por ciento de los encuestados tuvo una experiencia personal "más bien buena" o "buena" con la globalización, como que puedan acceder a productos y servicios a menor precio.

"Cuando se trata de la concepción de desafíos políticos globales o del control de procesos internacionales como la globalización, una notable mayoría de los ciudadanos consideran la integración europea como parte de la solución", dijo la directora del estudio, Isabell Hoffmann.

La gran excepción son los votantes de los partidos de derecha o extrema derecha. En Francia, por ejemplo, los seguidores del partido ultraderechista Frente Nacional están en su mayoría en contra de una mayor integración en la UE (64 por ciento).

En Polonia, la mayoría de los seguidores del partido de la oposición Kukiz'15, populista de derechas, desea menos colaboración europea.

En Alemania también los votantes del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) están en contra de la integración europea. Además, según los datos del estudio, el apego de los seguidores de los liberales (FDP) por la UE parece estar disminuyendo. Apenas la mitad de ellos (49 por ciento) está a favor de una mayor integración europea.