Alarmados, los productores de cemento advierten sindicatos de carga obstaculizan la distribución del cemento.

Los clientes de las cementeras también reciben amenazas de las distintas organizaciones sindicales del transporte, las cuales les impiden la entrada a las instalaciones para retirar los productos.

Santo Domingo.- Las dificultades que los empresarios e industriales enfrentan a diario en el país con los sindicatos de transporte terrestre de carga, no son ajenas al sector productor de cemento, según informaciones suministradas por la Asociación Dominicana de Productores de Cemento (ADOCEM).

De acuerdo a la entidad, son frecuentes los conflictos que se presentan entre los sindicatos de transporte terrestre de carga y las empresas, llegando a afectar tanto los costos de operación como el proceso de distribución y entrega del producto a sus clientes.

"En las últimas semanas se escenificaron situaciones en empresas diferentes del sector, en las que los miembros del sindicato vuelven a exigir una mayor asignación de cuotas de carga y a impedir que los clientes tengan acceso a las plantas a través de sus propias flotillas, lo que es un claro ejemplo de coerción a la libre contratación, y una franca violación a las leyes de nuestro país", enfatizó Julissa Báez, directora ejecutiva de ADOCEM.

Recordó que ya existe un fallo del Tribunal Superior Administrativo (TSA) que resolvió el conflicto entre el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) y los sindicatos por el monopolio en el transporte, sin embargo, en República Dominicana las quejas por la forma como opera el transporte terrestre de carga datan de años y provienen de todos los lugares del país, violando la libre competencia, la Constitución de la República y atentando contra el Estado de derecho establecido.

"Hemos recibido el apoyo del Estado a través de instituciones como la Policía Nacional, el INTRANT y el Ministerio Público, pero pese a sus esfuerzos esto no ha sido suficiente para detener las amenazas y hasta atentados a la seguridad de nuestras empresas", apuntó Báez.

En ese tenor, la directora ejecutiva de ADOCEM dijo que los clientes que cuentan con flota propia se ven a menudo afectados, porque bajo amenazas, las distintas organizaciones sindicales del transporte impiden la entrada libre a las instalaciones para retirar los productos, teniendo que, a la fuerza, concederles el total de sus viajes, para poder ejercer libremente su comercio.

Indicó que las empresas miembros de Adocem cuentan con sus propias flotillas de vehículos de carga, y además contratan a los sindicatos de transporte de sus zonas de operaciones, viéndose en la necesidad de "negociar" de tiempo en tiempo, las cuotas que las empresas de manera voluntaria asignan.

Finalmente, apuntó que "al igual que otros sectores empresariales consideramos que deben procurarse mecanismos que garanticen altos niveles de seguridad para evitar daños a terceros en el transporte de carga, y que además se permita que las actividades de las empresas no se vean afectadas. No podemos seguir soportando las exigencias de este sector en base a extorsiones y amenazas, lo cual es insólito en un estado de derecho como el nuestro.".

En la actualidad, en el país, el 80 por ciento del transporte terrestre de carga lo ofrece la Federación Nacional de Transporte Dominicano, que cuenta con 35 mil transportistas y 89 sindicatos y asociaciones, y el restante 20 % es realizado por compañías privadas para transportar sus propias mercancías.-