MEXICO, 9 oct (Xinhua) -- La exportación de vehículos ligeros en México repuntó en septiembre pasado gracias a la demanda desde Estados Unidos, su principal mercado, para alcanzar un nuevo récord en los primeros nueve meses del año, informó hoy lunes la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Los envíos al exterior alcanzaron las 270.899 unidades en septiembre, lo que representó un crecimiento de 15 por ciento respecto a igual mes de 2016, cuando la cifra fue de 235.612.

De acuerdo con el reporte de la AMIA, entre enero y septiembre de este año, las exportaciones alcanzaron las 2.287.896 unidades, lo que significó también un nuevo récord.

Las ventas a Estados Unidos aumentaron 7,8 por ciento en septiembre anterior con relación a igual mes de 2016 y representaron el 76,6 por ciento del total.

Respecto a la producción de vehículos ligeros, en el mes de referencia se expandió 7,7 por ciento a tasa interanual, para alcanzar las 307.174 unidades.

La AMIA detalló en su reporte que en el acumulado del año (enero-septiembre), la producción también mostró un nivel histórico de 2.829.761 vehículos.

El presidente de la AMIA, Eduardo Solís, dijo en rueda de prensa que "los niveles de producción y exportación, están en niveles nunca antes vistos" y que "tenemos números muy positivos"

En la primera mitad de 2017, la industria automotriz representó el 3,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 19,3 por ciento del PIB manufacturero, según datos de la AMIA.

Solís apuntó que los terremotos que sacudieron el país el 7 y 19 de septiembre pasado también tuvieron un efecto negativo en la venta interna de autos.

Según datos de la industria, la venta al público en México de vehículos ligeros cayó en septiembre 11,5 por ciento a 116.356 unidades.

En tanto, en los primeros nueve meses del año, la venta de unidades disminuyó 1,1 por ciento a 1.106.848 vehículos.

A su vez, el director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, sostuvo que "muy difícilmente vamos a tener un resultado positivo al final del año, pero no estamos visualizando un nivel de alarma o de crisis".

Rosales comentó que la venta interna tendrá un período de estabilidad en los próximos dos o tres años, en que el techo de venta estará en 1.600.000 vehículos.

México es uno de los 10 principales productores y exportadores de vehículos en el mundo. Fin