BEIJING, 16 ago (Xinhuanet).- La economía china ha entrado en una etapa del nuevo normal y sigue mostrando señales de recuperación, confirmó Lin Yifu, ex economista jefe y vicepresidente principal del Banco Mundial, refutando temores sobre la probabilidad de un colapso.

En la actualidad, China tiene una clara visión en cuanto a la nueva situación del desarrollo económico, indicó Lin, también director del Centro de Investigación del Instituto de Nueva Estructura Económica de la Universidad de Pekín.

En el contexto de la nueva situación, las autoridades se esfuerzan por promover activamente la oferta de la reforma estructural, con el fin de fortalecer la calidad de la economía en sí, y presentar nuevas dinámica y dirección del nuevo desarrollo económico, opinó el experto.

"Bajo la orientación adecuada, nuestra economía ha logrado resultados sustanciales", señaló.

Durante el primer semestre del año, la economía china se recuperó, alcanzando un crecimiento de 6,9 por ciento interanual, "tasa que está más allá de las expectativas", destacó el académico.

"Por lo tanto, hemos oído cada vez más voces optimistas sobre el futuro desarrollo de la economía china desde el exterior", subrayó Lin.

Desde la reforma y la apertura, el desarrollo económico del país ha creado un milagro en la historia de la economía humana, expresó el estudioso.

"Hemos logrado un promedio de crecimiento anual de 9,6 por ciento por 38 años, algo que nunca se ha visto en la historia humana", recordó.

Sin embargo, en los últimos años, dudas han surgido sobre si la economía china puede seguir desarrollando, dijo el investigador explicando que la razón más importante es que desde 2010, el crecimiento económico de China se desaceleró.

"En 2016, nuestra tasa de crecimiento económico fue de 6,7 por ciento. Por supuesto, esta tasa sigue siendo muy alta en el ámbito del mundo, pero fue la más baja desde 1990", comparó.

Además, se ha registrado por seis años consecutivos una desaceleración en el crecimiento desde la reforma y la apertura, recordó. "Por lo tanto, algunos estudiosos extranjeros han predicho que la economía china podría continuar a la baja".

"De hecho, después de la reforma y la apertura, hemos tomado la emancipación de la mente, buscando la verdad de los hechos, en vez de tomar ?la terapia del choque? para eliminar todas las distorsiones y condiciones económicas de manera drástica", analizó el experto.

China ha emprendido un proceso de transición gradual, para retener algunas de las distorsiones económicas y corregir los problemas estructurales, narró Lin.

No obstante, desde perspectiva ajena, estas distorsiones estructurales de la economía contienen muchos problemas, anotó.

Por esta razón, a pesar de los logros sin precedentes, el tono pesimista y el argumento mal fundado sobre el que "China estaría a punto de colapso" nunca han cesado.

Gracias a la nueva tendencia alcista que se ha visto este año y la tasa del 6,7 por ciento que ha superado a las previsiones extranjeras, las voces del pesimismo han bajado su volumen, afirmó el consejero del gabinete chino.

Lin Yifu enfatizó la nueva energía cinética que se presenta en el desarrollo económico en China durante una conferencia organizada por el Consejo de Estado, Xinhuanet, portal oficial de la agencia de noticias estatal de China.

A la conferencia "Salón de Consejeros" asistieron estudiosos y empresarios desde todos los ámbitos de la economía china.

El evento también fue copresidido por el Instituto del Desarrollo Nacional de la Universidad de Pekín, entidad del cual Lin es presidente honorífico.