NACIONES UNIDAS, 19 abr (Xinhua) -- La financiación del desarrollo es la clave para la ejecución de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, directriz que busca poner fin a la pobreza en el mundo antes del año 2030, subrayó el grupo BRICS en una reunión de alto nivel de la ONU.

Las declaraciones se produjeron el martes cuando el representante permanente de China ante las Naciones Unidas, Liu Jieyi, tomó la palabra en la reunión de la ONU sobre la financiación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en representación de los países miembros del grupo BRICS, integrado por Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica.

Es la primera ocasión en la que el bloque expresó sus opiniones sobre los asuntos mundiales importantes desde que se estableciera en 2006. China asumió a principios de este año la presidencia de BRICS en 2017.

"La financiación del desarrollo es la clave para la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible", destacó Liu, y añadió que "un flujo financiero garantizado y previsible es indispensable para la realización del desarrollo sostenible, en particular en los países en vías de desarrollo".

Los ODS sirven como un programa de los esfuerzos de desarrollo mundiales para los años que restan antes de 2030.

Liu instó a la comunidad internacional a adoptar un punto de vista estratégico y a largo plazo para la financiación del desarrollo, y a impulsar activamente la cooperación internacional en este terreno a nivel nacional, regional e internacional.

Todos estos esfuerzos deben realizarse sobre la base de una asociación global renovada y fortalecida para el desarrollo sostenible, con el objetivo de "movilizar los recursos adecuados para la realización del desarrollo sostenible por parte de todos países, en especial los países en vías de desarrollo", enfatizó Liu.

"La globalización económica ha sufrido reveses y observamos la aparición del aislacionismo y las tendencias proteccionistas en las políticas de algunos países, así como el aumento del pensamiento de 'anti-globalización'", recalcó.

"La cooperación internacional para el desarrollo se enfrenta a unos retos desalentadores que suponen la voluntad política en decadencia, la reducción de recursos y la fragmentación de esfuerzos. La financiación, por eso, afronta dificultades más grandes que nunca", dijo.

En estas circunstancias, añadió Liu, "los BRICS esperan que esta reunión ayude a todas las partes a que lleguen a un consenso e incentiven la voluntad política, a fin de movilizar recursos necesarios y llevar a un nivel más alto la cooperación internacional en finanzas para el desarrollo, de manera tal que se dé un fuerte impulso a los esfuerzos mundiales para la ejecución de la Agenda 2030".

"El éxito, a nivel mundial, de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es importante para nuestra paz colectiva y el desarrollo común", subrayó.