San Juan, 20 mar (PL) Puerto Rico se propone cerrar cinco oficinas comerciales en el exterior, con excepción de la ubicada en la vecina República Dominicana, confirmó hoy Manuel Laboy, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

La decisión corresponde a un cambio de política ante la crisis fiscal y económica de Puerto Rico que obliga, a juicio del funcionario, a mostrar un mayor celo en la inversión del dinero público.

'Tenemos que ser mucho más celosos y responsables con el dinero que estamos invirtiendo, (para obtener) el mayor rendimiento de esa inversión', manifestó Laboy al confirmar el cierre de las oficinas comerciales en Bogotá, Panamá, Lima, Madrid y Nueva York a partir del 1 de julio próximo, cuando comienza el año fiscal 2017-2018.

El funcionario expresó al diario El Nuevo Día que para lograr traer más inversión y más exportación a esos países, la mejor manera en tiempos de globalización es Enterprise Puerto Rico y el DMO (Organización de Mercadeo de Destino) y 'dos herramientas federales que siempre han estado ahí y las queremos maximizar'.

La oficina de Nueva York continuará con fines distintos, debido a un contrato de alquiler por 10 años que, de cancelarlo, el gobierno tendría que pagar cinco millones de dólares de penalidad.

El arrendamiento es de poco más de 883 mil dólares anuales, que junto a su operación se incrementa a 5,6 millones de dólares, por lo que una aparente opción es subarrendar el lugar a un tercero 'para poder pagar, si no la totalidad, al menos parte en lo que se vence ese contrato'.

El mantenimiento y operación de las oficinas que se cerrarán tiene un coste anual de más de 2,2 millones.

La oficina de Nueva York se estableció en la década de 1960 para promover el turismo y la inversión industrial en Puerto Rico, lo que a decir del secretario del DDEC se puede lograr de otra manera.

Respecto a la oficina en República Dominicana, creada en 1994, se han invertido cerca de ocho millones de dólares y aún deja beneficios a Puerto Rico.

'Esa oficina, a través de los años, tenemos un balance comercial muy bueno: en 2016, Puerto Rico exportó cerca de 600 millones de dólares e importó de República Dominicana un poco más de 400 millones; esa no la vamos a cerrar', estableció.

Laboy subrayó que es muy distinta la situación en Colombia, Panamá, Perú y España, cuyas estadísticas muestran insuficiencias que 'no sustentan logro alguno'.

El secretario del DDEC empleará, además de Enterprise Puerto Rico, que requerirá una sola inversión de 500 mi dólares, y la DMO, todavía sin la aprobación de la Legislatura puertorriqueña, los mecanismos federales que se ofrecen a través de Select USA y el Servicio Comercial de Estados Unidos para promocionar a la isla como destino de inversión y para exportar sus servicios y productos.