Obispo La Vega pide priorizar el combate a la corrupción y a la desigualdad social

Santo Domingo, RD, 25 de septiembre de 2020.- Durante la homilía en la eucaristía con motivo del Día de las Mercedes, el obispo de la diócesis de La Vega, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, demandó cerrar "la odiosa brecha" de la desigualdad social y cambiar las estructuras y cultura de las dádivas a los más pobres. Consideró que las autoridades tienen que seguir priorizando el combate a la corrupción.

Santo Cerro, La Vega. El obispo de la diócesis de La Vega, monseñor Héctor Rafael Rodríguez, demandó cerrar "la odiosa brecha" de la desigualdad social, así como cambiar las estructuras y cultura de las dádivas a los más pobres.

Durante la homilía de la eucaristía con motivo del Día de las Mercedes, el obispo llamó a no permitir que la sociedad descanse y repose sobre el desorden, la mentira, la perversidad y la corrupción sin régimen de consecuencias.

Dijo que las actuales autoridades tienen que seguir priorizando el combate a la corrupción y el crimen organizado, ya que esos males sociales a los que define como los monstruos, vienen atacando a la sociedad y se necesita aplicar el imperio de la ley

Consideró que con buena capacitación y apoyo económico en determinadas áreas, se saldría de la espiral de pobreza, a través de sus propias iniciativas. "Los pobres no son pordioseros. No con simples dádivas y planes asistenciales que lo que hacen es fomentar el parasitismo social. Eso hay que irlo reduciendo. El pobre puede ser agente de su propio desarrollo", expresó.

En presencia del presidente Luis Abinader, monseñor Rodríguez pidió no permitir la explotación de Loma Miranda y trabajar en el rescate del agonizante río Camú. Dijo que la ambición es la mayor amenaza de los recursos naturales, debido a que se piensa más en los beneficios económicos que en los daños. Lamentó que se busque riqueza, sin importar las consecuencias.

En un momento de la homilía, el obispo pidió al mandatario presentar a los pies de la virgen el recién estrenado proyecto de gobierno para que lo ayude y no le falte discernimiento y sabiduría. Destacó varias de las iniciativas tomadas por el nuevo gobierno en materia de enfrentar la situación en las cárceles y de designar jueves en la JCE y otras entidades que no tengan vínculos con los partidos políticos.

La nueva realidad

Las peregrinaciones que se hacen desde diferentes puntos del país hacia el santuario de la Virgen de Las Mercede, se vieron limitadas por las medidas de distanciamiento físico y de horario dispuesto por las autoridades de Salud Pública y el gobierno y que ha cumplido la iglesia para cuidar de sus fieles.

Por un largo tiempo, no se hicieron misas presenciales, lo hacían a través de la radio, televisión o redes sociales y hace solo algunos domingos que las retomaron, pero con un público limitados y en ocasiones, donde solo hacían una celebración, ahora hacen dos. En esta ocasión fue limitada la cantidad de personas que se instalaron en el trayecto para pedir limosnas, ofertar comestibles o recuerdos religiosos. También hubo menos venta de bebidas alcohólicas e ingesta, como ha sido costumbre. Las tiendas al Santuario estuvieron abiertas, aunque los compradores fueron escasos.

Reducido número de feligreses

Con un reducido número de feligreses para respetar el distanciamiento físico, la Iglesia Católica celebró ayer el Día de Las Mercedes, "Patrona del pueblo dominicano". En esta ocasión, el presidente Luis Rafael Abinader Corona, su esposa Raquel Arbaje y la vicepresidente Raquel Peña, entre otros funcionarios del gobierno, acudieron al santuario ubicado en el Santo Cerro para participar de la homilía a cargo del obispo de esta diócesis, monseñor Héctor Rafael Rodríguez. Para guardar los protocolos y garantizar la seguridad en la zona, fueron colocados cinco puntos de controles con agentes policiales, militares, del Cestur y hasta de la Defensa Civil. Como ya es tradición, decenas de personas acuden desde diferentes partes del país para rendir culto a la virgen, pedir favores o agradecer por los ya recibidos. Familias como la integrada por Marcos José Arias y Rosmery Cruceta, llegaron desde las Palomas en Santiago, hicieron su tradicional visita para agradecer a la virgen. La pareja llegó junto a su hijo y lo hacía por novena vez, vestidos con camisetas alusivas a la festividad de las Mercedes.

Obispo La Vega pide priorizar el combate a la corrupción y a la desigualdad social

Miguel Ponce | 25 septiembre, 2020

El Caribe